Trasladan al preso que se acuarteló con su familia

En las próximas horas se llevarán a Río Gallegos a Raúl Colicheo, el preso que se acuarteló con su familia en la cárcel de Roca. Ayer el clima había vuelto a la normalidad en la alcaidía.

ROCA- Raúl Colicheo, el interno que el sábado se autoacuarteló en el pabellón 4 de la Cárcel de Encausados de Roca con siete familiares, será trasladado esta semana a Río Gallegos. Si bien la decisión se tomó antenoche, se confirmó ayer que en las próximas horas se efectuaría el traslado del recluso.

Alberto Balladini, integrante del Superior Tribunal de Justicia, indicó anoche que «hablé con el detenido para que no siga adelante con la medida. También estuvo en la negociación Ernesto Paillalef, pero nadie más… No sé de donde salió eso de que hablé con Soria (por el ministro de Seguridad Bonaerense)… es una gran mentira», señaló Balladini.

Colicheo asegura ser un testigo clave de un caso que se investiga en la provincia de Buenos Aires, y donde están bajo la lupa varios jefes del Servicio Penitenciario Federal y un juez.

Sin embargo, y a pesar que son varios quienes escucharon esta versión, todos coinciden en que por el único que se enteraron de esto fue por el detenido.

El jueves pasado, cuando Colicheo supo que iba a ser trasladado a la cárcel de Batán, en cercanías de Mar del Plata, se autoacuarteló con su mujer y uno de sus hijos. Ese día fue la jueza Margarita Carrasco quien lo convenció de que los dejara salir del pabellón.

Pero el viernes, cuando los familiares fueron a despedir al interno, se repitió la situación, aunque esta vez con siete familiares. Por razones de seguridades, las personas que concurrieron a la cárcel en horario de visitas, tuvieron que ser sacadas de la alcaidía.

Incluso en un momento, y estando al menos uno de sus hijos en el interior del pabellón, Colicheo quemó un colchón. Esto obligó a ventilar rápidamente el ambiente, para que el gas tóxico no afecte a nadie.

«Tuvimos que hablar con él (por Colicheo), de igual a igual y en un mismo lenguaje. También Paillalef hizo un gran trabajo», resaltó Balladini.

El interno está cumpliendo una condena por robo. Había estado detenido en una cárcel de máxima seguridad de Bahía Blanca. Desde allí se informó que su legajo tiene unas 400 fojas y que es considerado peligroso. Sin embargo, no se dieron más detalles. Se supo que Colicheo fue detenido junto a varios cómplices en Mar del Plata, luego de realizar boquetes para llevar adelante un asalto a mano armada.

A pesar de esto, la situación en la alcaidía de Roca había retornado a la normalidad.

«Se controló la situación sin utilizar métodos violentos. Todo lo que planificamos se cumplió. Era cuestión de esperar a que deponga la actitud», manifestó el jefe de la unidad carcelaria, Andrés Capsi.

«Hablamos con los internos y les dijimos que no iban a perder la visita del sábado. Ellos lo entendieron, se quedaron tranquilos y no se produjo ningún otro incidente», dijo Capsi. Hasta ayer, había 323 internos en la alcaidía, cuya capacidad es para 180.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios