Turistas brasileros plantan bandera en la nieve

Gracias al cambio favorable y los vuelos directos, miles de turistas desembarcan en la cordillera. Se estima que este año llegará un 20% más que el año pasado.





Los cerros de Bariloche se tiñeron de «verde y amarelo» y miles de brasileros disfrutan de la nieve. Por estos días, al transitar las calles de la ciudad, es un clásico encontrarse con grandes grupos de personas que hablan fuerte en portugués. Aman esquiar, la gastronomía y el buen vino de estas tierras.

Con un dólar alto y el incremento de vuelos directos desde Río de Janeiro y San Pablo todo está a su disposición para pasar los mejores días lejos de la playa y el calor.

Desde mediados de junio comenzaron a llegar y no pararán de hacerlo hasta mediados de agosto. Para toda la temporada la ciudad espera el arribo de 60 mil brasileños.

“Es el mayor número después del año récord que fue el 2008. Y es el cuarto año de crecimiento consecutivo”, dicen desde el Ente de Promoción de Turismo, Emprotur.

Y explican que nada de esto es casualidad y celebran el impacto del aumento de sus campañas de promoción en Brasil, invitándolos a venir.
La otra razón es que las líneas aéreas apostaron a una mayor conectividad en respuesta a una gran demanda que estaban teniendo.

Suelen arribar en familia o grupos de amigos. Y no se olvidan la bandera…

Hay un vuelo de Latam todos los días desde San Pablo a Bariloche. Tres vuelos semanales de le aerolínea Azul, dos vuelos semanales de Gol desde San Pablo y una noticia es que Azul mantendrá todo el año un vuelo semanal, aún fuera de temporada. Además, después de muchos años se volvieron los vuelos Charters, comercializado por Decolar (Despegar en Argentina).

El comportamiento del turista es parecido. Por lo general se alojan seis noches, viajan en familia o grupos de amigos. Es un viaje aspiracional, lo que quiere decir que hay un deseo permanente en el turista de Brasil en visitar Bariloche, porque es un viaje internacional de corta duración, no necesitan pasaporte ni Visa y es un destino muy importante para ellos.

Conviene el cambio
Los brasileños reciben con buenos ojos que su moneda, el Real, tiene mayor valor respecto del peso que hace meses atrás cuando compraron sus pasajes y reservaron su estadía en la ciudad. Además, muchos comercios y restaurantes reciben reales. Ni siquiera tienen que hacer el cambio.

Hoy el cambio está once a uno, o sea una cerveza artesanal les sale 10 reales que es un precio económico. Una cena promedio que ellos pagan en San Pablo entre 80 y 100 reales por persona y hoy en Bariloche pueden cenar un guiso montañés con cerveza artesanal, a partir de los 45 reales.

Precios

10
reales sale una cerveza artesanal, es decir unos 113 pesos argentinos.
45
reales sale un guiso montañés, es decir unos 500 pesos argentinos.

Encuesta
De acuerdo con una investigación realizada por Booking.com, más de la mitad de los brasileños (52%) consideran al país como uno de los destinos internacionales más atractivos y los destinos de invierno, hacen podio.

Una pareja de paulistas (hay muchos)recorre las calles del centro.

Una familia comentó que sus amigos les recomendaron ir al sur de Argentina, donde “hay un paraíso barato y gente que los recibe muy bien”.

Las promociones de pasajes aéreos tientan a los brasileños a comprar su pasaporte hacia el frío y se presume que la cuenta final dará un 20% más de turistas que el año pasado.

No son los únicos latinos que eligen zumbar sobre la nieve. Según destacaron desde Emprotur, la ciudad también está recibiendo muchas visitas de otros países de la región como Uruguay, Paraguay, Chile y Perú.

En la Cordillera todos ellos son esperados con expectativas porque tienen por costumbre gastar más que el promedio nacional superando los 3.000 pesos diarios por persona.

Punto de encuentro e información en el aeropuerto.

Es más, reservan los mejores lugares. Es así que gran parte de las plazas de hoteles de 4 y 5 estrellas está ocupada por brasileros.

En el cerro de San Martín de los Andes y de Villa la Angostura, es habitual recibir turistas de países limítrofes como los chilenos, pero por estos días, impactó la llegada masiva de turistas de Brasil.

Del norte o del sur del gigante de América los turistas invaden el cerro en grupos grandes. Aprenden a esquiar, disfrutan de la nieve y dejan caer la tarde degustando las cervezas artesanales y comidas típicas en el after esquí.

“Este año creció muchísimo el turismo extranjero, con visitantes de Brasil, Uruguay, Chile, Perú y Colombia. Calculamos que representan un 30% de los visitantes”, explicó el gerente comercial de Chapelco Ski Resort en diálogo con el diario Ámbito Financiero.

Aman esquiar pero también disfrutan el after esquí. Y de lucir sus colores hasta en las botas.

De igual manera, se manifestó Pablo Torres García, CEO de Cerro Bayo: “Hay un 30% de extranjeros. La mayoría es peatón, es decir que viene a hacer otras actividades al cerro como culipatín o caminatas con raquetas”.

En estos casos la llegada de brasileños también se debe al incremento de conexiones aéreas entre Buenos Aires y el aeropuerto de Chapelco y las promociones realizadas por la provincia de Neuquén.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Turistas brasileros plantan bandera en la nieve