Un amor distinto, la misma pasión

La historia es un clásico, sin embargo admite muchas miradas. Es lo que hizo el bailarín Armen Grigorian con "Amor brujo".



ROCA.- Mirada penetrante. Brazos extendidos. Botas inquietas. Cada movimiento desborda pasión. Así es Armen Grigorian. Así será "Amor Brujo".

Una historia que ya se presentó en España, Buenos Aires y otros lugares, con música de Manuel de Falla, pero que es "distinta".

El libreto, dice Gregorian, es "nuevo", con más música flamenca, con otras historias. Dos amigos son los protagonistas de un exilio obligado por la necesidad de vivir mejor.

Además esta obra es un desafío para el Ballet Español de Fundación Cultural Patagonia, del cual Grigorian es el director, porque es la primera vez que presentan una historia completa. "Dentro de la función van a pasar distintos cuadros de flamenco, de clásico y español, y de clásico, pero se trata de una historia", dijo el bailarín.

Hace seis meses, cuando se pensó en "Amor Brujo", se emprendió un camino que terminará hoy y mañana en el Auditorio Ciudad de las Artes de Fundación. A las 22 se verá el trabajo terminado en Rivadavia 2263.

El grupo es quizás, según Grigorian, un poco grande, pero que se complementó bien. El director es él mismo. Además comparte el libreto, coreografía y escenario con Gaik Kadjberounian. La primera bailarina es Diana Fermanian y también participan Claudia Sandoval, Virginia Palma, Verónica Ose y Sofía Gelashvili y Angeles Cayunao, quien el año pasado fuera destacada como mejor bailaora de flamenco en Argentina. Todos ellos forman el Ballet.

Para la ocasión se agregaron también dos guitarristas, Luciano Mayo y Jonathan Paillalef, en vivo y nueve chicas van a debutar en el Ballet.

"La idea del ballet es esa, meter de a poquito a todos los chicos que están estudiando", comentó el director. Las jóvenes son Betina Elsner, Ana Enríquez, Agustina Mondragón, Paola Ortiz, Gisela Pallaoro, Marina Oehmcke, Micaela Cibadtoleo, Lorena Graña y Belén Zelada.

También participan Guillermo Fritos en iluminación, Fermanian en vestuario, asis

tente de coreografía y dirección, Albano en la realización de la escenografía que fuera diseñada por Gaik, y Brenda Diaco en sonido.

Para Grigorian no es la primera vez que trabaja con un grupo numeroso desde que llegó a la Argentina, en 1994.

En ese año entró al elenco estable del Ballet Español del Teatro Argentina. Después de un año, estuvo en el Ballet de Angel Pericet, donde era solista junto con Nestor Spada y Claudio Arias.

En 1997, empezó a trabajar en el Instituto Nacional Superior de Artes y, desde el año pasado, en el Ballet Español de Fundación Cultural Patagonia.

Toda esa experiencia, pasión, nervios y mucho trabajo, podrán apreciarse hoy en "Amor Brujo". Sobre el escenario pasarán historias de amor, de odio, de peleas, tragedia, comedia. Acompañado con baile.


Comentarios


Un amor distinto, la misma pasión