Un insólito aporte para el plan de viviendas más polémico de Río Negro

Nación le envió más de 11 millones al municipio de Roca para un proyecto habitacional que está paralizado desde hace más de tres años. Las 231 casas forman parte del programa Techo Digno y el gobierno local insiste en que la ciudad fue discriminada por no haber cedido la licitación al IPPV.



Poco cemento, muchos yuyos y ningún ladrillo. Así está el predio en la zona de avenida Roca y Evita.

Poco cemento, muchos yuyos y ningún ladrillo. Así está el predio en la zona de avenida Roca y Evita.

Nadie lo esperaba. No hubo avisos formales. De un momento a otro, en las cuentas bancarias del municipio de Roca aparecieron más de 11 millones de pesos. Fue el 28 de agosto. ¿Quién había enviado esa suma? El Ministerio de Interior, Obras Públicas y Viviendas de la Nación. ¿Con qué destino? El plan de 231 Viviendas.

El trámite no sería llamativo si se tratara de un proyecto en plena ejecución. Pero ocurre que el predio ubicado en avenida Roca y Evita no es pisado por un obrero desde agosto del 2016. Y lo más insólito es la justificación de la transferencia: “Desembolso 2 Cert Enero 2016”. En síntesis, el gobierno nacional decidió pagar trabajos tres años después de realizados y cuando habían transcurrido 51 meses desde el primer envío de dinero correspondiente a la licitación.

La situación motivó una respuesta de parte del intendente, Martín Soria, al secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr. En ese escrito, el jefe comunal ratificó su convicción de que el gobierno nacional discriminó a Roca a la hora de asignar recursos para la ejecución de casas, más allá de haber firmado un acuerdo para que este plan licitado durante el gobierno de Cristina Kirchner finalmente se completara.

Las obras en Roca forman parte del “Techo Digno”, pero a diferencia de la mayoría de los intendentes rionegrinos que tenían viviendas en marcha bajo ese programa, la ejecución se mantuvo dentro de la órbita municipal, sin pasar al IPPV.

Esa decisión es la que Soria ubica como punto de inflexión, porque en la nota enviada a Nación recuerda los dichos del ministro Rogelio Frigerio en una visita a la provincia, en la que habló de “socios” que transferían sus programas y “equivocados” que no aceptaron vincularse al organismo provincial.

Esas disputas cruzadas fueron las que convirtieron a las 231 Viviendas en el plan más polémico de los últimos años en Río Negro. Tanto en la campaña para las elecciones provinciales como en el proceso previo a los comicios municipales hubo acusaciones sobre lo que hizo o dejó de hacer cada administración para que decenas de roquenses no tengan cubiertas sus necesidades habitacionales.

Las transferencias

De acuerdo a los registros oficiales a los que accedió “Río Negro”, el primer desembolso nacional correspondiente al proyecto se hizo en junio del 2015, por 11.900.675,50 pesos.

Fue el tradicional anticipo financiero con el que se ponen en marcha las obras públicas, que en el caso de estas casas se materializó con la construcción de las plateas para un sector del futuro barrio.

Luego -convenio de readecuación mediante- en junio del 2017 desde Interior se enviaron otros 8.064.441 pesos.

Sin embargo, a esa altura el plan ya estaba paralizado, por la ausencia de transferencias y también por un debate por mayores costos que reclamaba la constructora Roque Mocciola SA.

En ese tiempo el ambiente ya había incorporado las acusaciones por corrupción alrededor del programa Techo Digno en varios municipios de la provincia. Por eso Soria reclamó a Nación que realice una auditoría que despeje dudas sobre la administración de los recursos públicos en Roca. Pero no hubo auditorías, reuniones, ni envíos de fondos.

Todo hasta los últimos días de agosto, cuando ingresaron 11.099.109,23 pesos y empezó a escribirse este nuevo capítulo de la historia.

En la nota que presentó la semana pasada, Soria asegura que la situación es “vergonzosa”, producto de la “desidia” del gobierno nacional pero también de la intención de “sembrar sospechas, ensuciar y desprestigiar a esta gestión municipal”.

Aunque “sin esperanzas de que se digne en cumplir las labores y deberes que tanto transgredieron”, en el final del escrito el intendente le pide al secretario de Vivienda de la Nación que le informe cómo continuará la construcción de las 231 casas, teniendo en cuenta que están enviando los mismos recursos previstos para un proyecto que se adjudicó cuatro años atrás.

El traspaso al IPPV ¿una buena salida?

La nota enviada por el intendente de Roca al gobierno nacional pone bajo un manto de dudas los beneficios para los municipios rionegrinos que aceptaron el traspaso de sus planes de viviendas a la órbita del IPPV.

“Depárese lo perjudicial que resultó el referido traspaso en la ejecución de las viviendas del Plan Techo Digno en favor del gobierno rionegrino; en efecto, de las 3167 viviendas que pasaron en su ejecución a manos del Gobierno Provincial -su “socio” según el ministro Frigerio-, de aquel día a esta parte solo se culminaron y entregaron poco más de 1211 viviendas, faltando ejecutar aún más de 1922 viviendas”, describe.

Soria consideró que se trata de “millones y millones de pesos en fondos públicos que se le transfirieron a su “socio” para culminar esas viviendas, sin contar la autorización a comienzos en febrero de 2018 de un millonario préstamo de 625 millones de pesos del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional -que algún día deberemos cancelar todos los rionegrinos- para realizar las obras de infraestructura de esas más de 3 mil viviendas”.

“Esos  fondos públicos, al igual que la mayoría de las viviendas que debían construirse, tal cual lo pronosticara en julio de 2016,  hoy no están”, concluyó.

Congelado en el tiempo

37
meses llevan paralizados los trabajos en el predio de avenida Roca y calle Evita.
31
meses pasaron sin respuestas a la auditoría técnico financiera pedida por el municipio.

51
meses transcurrieron entre el primer desembolso y el pago del segundo certificado.

Comentarios


Un insólito aporte para el plan de viviendas más polémico de Río Negro