Un joven de constitución delicada

Un estudio indica que el faraón Tutankamón no fue asesinado de un golpe en la cabeza como se suponía hasta hoy.

EL CAIRO (DPA) - El faraón egipcio Tutankamón, fallecido aproximadamente a los 19 años, no fue asesinado de un golpe en la cabeza, según un nuevo estudio hecho público en El Cairo. Investigadores de Egipto, Suiza e Italia rebatieron con una tomografía computada la teoría mayoritariamente aceptada hasta ahora.

Hace años, unas radiografías habían detectado una astilla de hueso en la parte trasera del cráneo. Los historiadores llevan años intentando descubrir la causa de la muerte del faraón. "El equipo de investigadores confirmó que el faraón Tutankamón murió en torno a los 19 años", se afirma en un comunicado del Consejo Egipcio de Antigüedades (SCA).

El nuevo análisis, sin embargo, no encontró ningún indicio de que el faraón muriera como consecuencia de un golpe en la cabeza. Lo que no se descarta es que Tutankamón muriera asesinado de otra manera, quizás envenenado o estrangulado. También es posible que falleciera de causas naturales.

Los huesos muestran una constitución física delicada, pero al mismo tiempo también que el faraón estaba bien alimentado y sano, dijo el presidente del Consejo, Zahi Hawass.

Tutankamón, que medía 1,70 metros, tampoco pasó hambre ni tuvo ninguna infección grave en su infancia. La cabeza algo alargada entra en el ámbito de lo normal, añade el informe. Y la poco habi

tual flexión de la columna presumiblemente se debe a la postura del cuerpo al ser embalsamado.

La tomografía computada aportó indicios acerca de que el faraón se fracturó el fémur izquierdo poco antes de su muerte. Pero esa sola no pudo haber sido la causa de su deceso, señala el comunicado. Algunos expertos presumen sin embargo que a la fractura siguió una infección mortal. Otras creen que fue causada posteriormente por los arqueólogos.

A principios de enero, los expertos tomaron 1.700 imágenes del faraón con el tomógrafo. Era la primera vez que se realizaba esta prueba a la momia.

Tutankamón reinó en el siglo XIV antes de Cristo durante la décimo octava dinastía. Su tumba fue descubierta en 1922 por expertos británicos. Desde entonces, se especula sobre la causa de su muerte.


Comentarios


Un joven de constitución delicada