Un robo y muchas dudas pesan sobre Jofré

Archivo

VIEDMA (AV).- Guillermo Pablo Jofré, el segundo detenido por el crimen de Karen Álvarez, fue condenado ayer a un mes de prisión en suspenso por el robo de una moto. En un juicio abreviado admitió ser el autor del robo ocurrido el 23 de enero pasado en la calle Alem de esta capital. Reconoció que entró a una casa luego de forzar las rejas y que sustrajo la moto del patio. El juicio correccional estuvo a cargo de la camarista Daniela Zágari, quien aprobó el acuerdo de las partes y consideró adecuada la pena propuesta junto con las reglas de conducta previstas. En esta causa pesaba contra Jofré un pedido de captura y a raíz de su detención por el homicidio de Karen fue posible su enjuiciamiento. Lo mismo sucedería con otra causa penal que tiene pendiente. Por el asesinato de Karen, ocurrido hace un año, el juez penal Carlos Mussi procesó con preventiva a Jofré bajo la imputación de “abuso sexual agravado por acceso carnal y por la participación de al menos dos personas en concurso ideal con homicidio doblemente agravado por haber sido cometido para procurar la impunidad y por haber mediado violencia de género”. La detección de ADN de Jofré debajo de las uñas de las manos de la adolescente y en la pierna del pantalón con el que fue asfixiada la víctima fueron suficiente para que el juez lo procesada. No obstante la investigación en torno a Jofré no está agotada, pues en el juzgado se trabaja para determinar efectivamente su identidad y antecedentes. Las fuentes confiaron que “existen dudas” sobre los datos personales que aportó Jofré y eso es motivo de una exhaustiva investigación, pues no descartan que el joven de 22 años haya falseado su real identidad.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios