Una experiencia alentadora



Comencé a cosechar hace pocos días. Soy un productor inexperto en cuanto a maíz se trata, sin embargo estoy obteniendo muy buenos resultados, con promedios superiores a los 10.000 kilogramos por hectárea (el cuadro que mayor producción superó los 13.000). En la medida que vaya haciendo ajustes y me acostumbre al cultivo debo incrementar en un 30 % esos promedios. También coseché haciendo cortapicado para silaje, también con muy buenos resultados. No son los mismas máquinas que se necesitan para cosechar grano. Yo aún no las tengo pero conseguí prestada una corta picadora a unos amigos y pude hacer un silo puente de aproximadamente 200 toneladas. En estos días han pasado por la chacra técnicos reconocidos y me auguran un futuro mejor. Dicen que contar con un riego confiable en suelos permeables, que año a año incrementarán la cantidad de materia orgánica disponible para que todo fertilizante nitrogenado que se le agregue rinda exponencialmente, es el mejor de los panoramas. Es un cultivo anual, que se importa totalmente de otras provincias, que en su precio final en la zona tiene al flete como segundo componente en importancia, y se consumen miles de toneladas anuales en nuestra provincia que se irán incrementando año a año porque la pampa húmeda ha expulsado a la ganadería de sus tierras. Valles irrigados serán sin duda polos de engorde de ganado de todo tipo, en especial bovino. Es auspicioso el futuro de este cultivo y es importante promoverlo en la zona.

GILBERTO VELA gilbertovela@live.com.ar


Comentarios


Una experiencia alentadora