Una foto desplazó de la campaña a la política

El ministro del Interior ratificó el respaldo del gobierno nacional al candidato del PJ.





Un buen tramo de la campaña electoral se enredó ayer alrededor del respaldo brindado por el presidente Néstor Kirchner al candidato a gobernador por el PJ Carlos Soria.

Y así, por un lado u otro se habló de Soria en términos casi excluyentes.

Si esto es un favor o no, es una incógnita.

Como se sabe Soria no figura entre los afectos del presidente, quien en algún momento ya muy lejano en el tiempo creyó factible que su amigo y candidato a gobernador por el MARA, Eduardo Rosso, podía ser una alternativa en la lucha por derrotar a los radicales rionegrinos.

Pero con reflejos aceitados por años de política, finalmente Kirchner se decidió a respaldar a Soria, quizá porque lo ve como una opción de poder más tangible.

Y por supuesto del encuentro del jueves entre Kirchner-Soria hubo fotos que, en el caso de este diario, fueron publicadas ayer.

Testimonio del respaldo para unos, para otros es simple resultado de un compromiso logrado bajo presión del PJ rionegrino sobre el mandatario.

«Es lo primero que quería aclarar». Así cerró el ministro del Interior, Aníbal Fernández, el primer párrafo de su diálogo con la prensa a poco de llegar a esta ciudad. Segundos antes había reafirmado que el gobierno nacional «tiene puestas todas sus esperanzas en que Carlos Soria gane la elección en la provincia».

Acompañado por Soria y el presidente del bloque de senadores del PJ Miguel Pichetto, Fernández dijo que no conoce a Rosso «no lo conozco». Y acotó: «No dudo de que Rosso sea amigo del presidente, pero candidato del justicialismo hay uno solo».

Y en Cipolletti, también en campaña, Rosso se refirió a la mentada foto:

– Lo tomamos como lo que es, una foto y nada más. No va más allá la interpretación que nosotros hacemos de eso. No nos cabe ninguna duda que es una foto fruto de un esquema de presiones, originada en todo lo que es la influencia que el sector duhaldista pretende ejercer en determinadas áreas de gobierno. Muy distinto es desprender de esa foto que Soria se está integrando al espacio de Kirchner. Estar con Kirchner es mucho más que una foto. Es el compromiso con todo el cambio que se está proponiendo- comentó el candidato a gobernador por el MARA.

En estos términos, Eduardo Rosso intentó ayer subestimar el respaldo que Kirchner le dio a Carlos Soria el jueves, cuando filmaron spots y se tomaron fotografías juntos.

-¿Está seguro que sólo es una foto? -le preguntó «Río Negro» a Rosso.

-No nos cabe la menor duda, porque pertenecer al espacio de Kirchner es acompañarlo en el proceso de cambio que quiere introducir en la política argentina. E acompañarlo en la lucha frontal contra la corrupción más vergonzante del Pami. Es avalar todo lo que está haciendo respecto de la reforma de las fuerzas militares y de seguridad. En fin, es otra cosa pertenecer, es mucho más que una fot Pero también desde el radicalismo se cargó contra Soria.

En Viedma, la fórmula Miguel Saiz y Mario De Rege le salio con los botines de punta.

El primero que habló fue De Rege, y con sus apreciaciones coincidió con Rosso:

– Soria presionó al presidente para lograr su apoyo… lo hizo desde el duhaldismo, pero en Río Negro nadie cree en ese apoyo porque se sabe que el presidente tiene un causa penal contra Soria por espiarlo a él y a su esposa – reflexionó el candidato a vicegobernador por la UCR.

La irrupción en la campaña de De Rege hablando en estos términos cuando es un hombre de verbo más que ponderado, no es casual.

La consultora de Graciela Romers recomendó ese tipo de cargas contra Soria y sugirió machacar sobre la «sobreactuación» del justicialista en la búsqueda del apoyo de Kirchner Por su parte, Saiz dedicó párrafos de sus más recientes discursos -San Antonio, Lamarque y Chichinales- a repasar el pasado de Soria En su análisis de las políticas de la gestión de Carlos Menem, el candidato radical identifica «al menemismo de Soria y compañía» en «el cierre de todos los trenes del país», la destrucción de las economías regionales, en la promoción del turismo del Caribe o Estados Unidos y en la imposición del «achique o desaparición del Estado como único modelo posible».

Tras esa alusión al «menemismo de Soria», Saiz cierra que «el país vive otra realidad» y pide entonces el acompañamiento para atravesar juntos miedos y juntos volver a empezar…

El equipo de campaña radical también definió que tres actos populares serán los cierres regionales. Inicialmente el martes 26 en Viedma, el miércoles 27 en Bariloche y el jueves 28 en General Roca Pero ayer la campaña cerró hablando sólo de una foto. (AV/AC/AB).


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una foto desplazó de la campaña a la política