Unos 2.600 empleados del sector privado de salud recibirán parte del sueldo desde Anses

Nación incluyó a siete clínicas y sanatorios de Río Negro en el programa de asistencia. Las instituciones también advierten que hay obras sociales “obstaculizando la asistencia” a sus afiliados.

La pandemia de covid-19 impacta en los recursos humanos del sistema de salud, pero también en las finanzas de clínicas y sanatorios privados de la región.

La alteración en los esquemas de financiamiento llevó a que siete centros de salud Río Negro pidieran asistencia al Estado para el pago de los salarios de sus 2.600 empleados directos.

Y en las últimas horas se confirmó el aval del Ministerio de Producción, para que en adelante un porcentaje de esas remuneraciones llegue a los trabajadores a través de la Anses.

Según informaron desde la UGL de PAMI en la provincia, los centros de salud que accedieron al beneficio son Clínica Roca, Policlínico Modelo de Cipolletti, Hospital Privado Regional de Bariloche, Juan XXIII de Roca, Sanatorio Río Negro de Cipolletti y Cinco Saltos, Clínica Central de Regina y Sanatorio Austral de Viedma.

Fuentes del sector privado indicaron que la mayoría de las instituciones del país pidieron la asistencia del Estado para los sueldos del personal en relación de dependencia.

Las gestiones principales se hicieron a través de las cámaras que agrupan a los prestadores a nivel nacional. Sumado a eso, los senadores nacionales Martín Doñate y Alberto Weretilneck comprometieron gestiones a fines de mayo, en el marco de una reunión con las autoridades de la Federación de Clínicas y Sanatorios Privados de Río Negro (Feclir).

Reclamos a obras sociales

Lo que también preocupa a las instituciones de salud es el vínculo con las obras sociales.

En ese sentido, recientemente se conformó un grupo con referentes de 24 clínicas de todo el interior argentino, que emitió un documento en el que se advirtió una falta de acompañamiento en la crisis de todo el sector financiador, integrado por obras sociales nacionales, provinciales, sindicales, empresarias y medicina prepaga.

Allí se destacó el esfuerzo redoblado que hicieron los centros de atención desde que empezó la pandemia y se resaltó que “nuestros pacientes han sostenido, con esfuerzo y responsabilidad solidaria, los aportes para sostener su cobertura de salud (obras sociales, mutuales, cooperativas, PAMI, prepagas de salud, etcétera) a empresas e instituciones que continúan percibiendo estos ingresos de manera normal, en medio de una crisis económica que afecta al resto de la población”.

“Desde que inició el aislamiento impuesto por las autoridades, lamentamos sentir la falta de apoyo y acompañamiento de estas organizaciones que deberían estar garantizando la cobertura de salud a sus pacientes, en este contexto más que nunca. En muchos casos continúan con sus puertas cerradas, sin atención a sus afiliados, obstaculizando la asistencia y hasta algunas prácticas médicas”, afirmaron desde el grupo, que tiene como referencia regional al Sanatorio Juan XXIII de Roca. 


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora