Usaron Trotyl y Gelamón en el ataque al paredón de la alcaidía de Roca

ROCA (AR).- La alcaidía de Roca tembló la semana pasada porque una mezcla de Trotyl y Gelamón quedó en poder de los internos, que hasta contaban con una carta en la que había precisas instrucciones sobre la preparación del explosivo.

Así lo confirmaron fuentes policiales luego de que también se avanzara con las pericias a las que fueron sometidos los restos encontrados en inmediaciones al murallón que intentaron derribar los detenidos.

La investigación iniciada por las autoridades policiales luego de la detonación del miércoles pasado sirvió además para conocer que los responsables del hecho estaban muy bien asesorados.

Una requisa realizada en los pabellones del penal permitió hallar un papel en el que se detallaban todos los pasos necesarios para ensamblar los elementos necesarios y así construir un explosivo. Allí también se hablaba de Trotyl y Gelamón.

La información a la que accedió este diario indica que la carta fue encontrada entre las pertenencias de un preso alojado en el pabellón 4. «Precisamente en ese mismo sector se encuentra el interno que segundos después del estruendo se acercó a la muralla», agregó la fuente.

De todas maneras, aún no estarían cerradas las pesquisas, ya que todavía no se sabe quién redactó las instrucciones para los que finalmente colocaron el Trotyl y Gelamón en la pared.

«Puede ser obra de un evadido o enviada desde afuera por intermedio de algún familiar», se comentó.

En cuanto a la cantidad de explosivos utilizada para el ataque, pudo saberse que fue un «taco» de Trotyl y una barra de Gelamón, que no fueron suficientes para provocar un hueco en el murallón que separa la alcaidía con el exterior.

De todas maneras, esto no quiere decir que el poder de los elementos no sea alto, porque el sonido pudo escucharse hasta en el barrio Mosconi, próximo al río en el extremo opuesto de la ciudad.

Con las primeras confirmaciones obtenidas sobre el nuevo intento de fuga en la superpoblada cárcel del Encausados, vale consignar que se trata de la segunda oportunidad en poco tiempo que los internos tienen en su poder Gelamón para intentar volar alguna de las murallas y ganar la calle.

Meses atrás, uno de los guardias ubicados en las garitas pudo observar cómo desde afuera se arrojó un paquete al interior de la alcaidía mientras los presos jugaban al fútbol. Tras dar la voz de alto, se produjo el secuestro de lo recibido, constatándose luego que se trataba del poderoso explosivo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios