valentino, el más grande

Rossi consiguió una espectacular victoria en el circuito Termas. Largó octavo y superó en el final al campeón Márquez, quien fue al piso y abandonó. Una verdadera fiesta.

La leyenda viviente del motociclismo de velocidad suma capítulos. El italiano Valentino Rossi se impuso en un final increíble en la tercera fecha del Mundial de MotoGp disputada en Termas de Río Hondo. El piloto de Yamaha protagonizó una remontada notable para manotearle la victoria al español Marc Márquez, quien se perfilaba como ganador indiscutido con su Yamaha. Fue tan apretada la definición que hasta se prestaron la punta varias veces, hasta que el actual bicampeón fue al piso cuando restaba una vuelta. El también italiano Andrea Dovizioso metió segunda a su Suzuki, mientras que el británico Cal Crutchlow completó el podio con una Honda. Tareas como la de ayer dejan en evidencia que no es casualidad que Rossi tenga siete títulos mundiales de la máxima categoría en su exitosa campaña y explica por qué el público argentino lo adoptó como su principal referente en el motociclismo de velocidad. Márquez tuvo un comienzo inmejorable.En apenas cuatro vueltas le sacó más de dos segundos y medio a Crutchlow, quien lideraba el pelotón e intentaba seguirle el ritmo. Desde entonces, la sensación era que sólo un imponderable mecánico o un error de manejo privaría al catalán de una nueva victoria. Una mala maniobra del británico en la vuelta seis le hizo perder terreno, mientras que Rossi, quien había sido octavo en la clasificación, rápidamente escaló y para el undécimo giro ya se ubicó segundo. El italiano recortó paulatinamente la diferencia que había sacado Márquez. Después de una gran maniobra, pudo superar al actual campeón y ganador de la pasada edición de la prueba. Pero como Márquez no se rindió, Valentino tuvo que aguantar una embestida que concluyó con la caída y posterior abandono del español. Incrédulo, con rabia, luego de ser la locomotora de un extenso tren durante gran parte de la prueba y responsable de que la lucha se centrara del segundo lugar para atrás, Márquez fue hacia su Honda luego de derrapar por el asfalto, intentó levantarla, no pudo, la golpeó y lanzó un insulto al aire. Con la victoria asegurada, Rossi celebró el triunfo en el podio con una camiseta de la selección argentina de fútbol, con el número diez y el nombre de Diego A. Maradona en la espalda, ante el delirio del público local, que lo considera un ídolo. Rossi sigue como líder del Mundial, con 66 puntos. Lo escoltan sus compatriotas Dovizioso (60) y Andrea Iannone (40). Márquez está quinto, con 36 puntos. Ayer perdió una pulseada con su ídolo, pero aseguró que tendrá revancha.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios