Vecinos cipoleños demandan por contaminación

Es en el barrio Labraña, por el Canal de los Milicos.



CIPOLLETTI (AC).- Una acción por daños y perjuicios, que derivará en una demanda millonaria, han iniciado vecinos del barrio Labraña debido a las consecuencias de la contaminación del fétido Canal de los Milicos, que corre paralelo a la ruta nacional 151 y cuyo tramo sur desemboca en ese asentamiento periférico cercano a la costa del río Neuquén.

En función de medulosos estudios, incluso con la participación del prestigioso Instituto Balseiro de Bariloche, se ha detectado la presencia en el agua negruzca del desagüe de sulfuros y de metales pesados como arsénico, entre otros, que afectan las vías respiratorias.

Están involucradas en esta compleja acción casi 300 personas, y en principio el resarcimiento que se reclamaría a cinco empresas sería de unos 20.000 pesos por cabeza, por lo que la cifra ronda los 6.000.000 de pesos. La demanda también tiene un proceso de mediación antes del juicio propiamente dicho.

Las empresas que enfrentan la acción interpuesta son la papelera Productos Pulpa Moldeada (PPM), la deshidratadora de frutas Valley, la sidrera Las Delicias, el lavadero La Rotonda y el Crown Casino.

Los vecinos cuentan con el patrocinio legal del estudio de los abogados Mariano Rossi, Mariana Olivera y Cecilia Saraceni.

Olivera y Saraceni confirmaron ayer el procedimiento en trámite, aunque no quisieron explayarse demasiado respecto de la cifra. No negaron tampoco que el monto indicado fue el que se manejó en una primera instancia, que puede tener alguna variación, pero no demasiado.

El dato de la cifra fue entregado puntualmente ayer por los mismos vecinos, en la persona de uno de sus voceros habituales, Jorge Guajardo. La demanda se asentará en el fuero Civil luego de que finalicen dos trámites previos.

Primero, el que se potenció el 8 de julio con la presentación de parte de los demandantes, en el Juzgado de Paz local, de un recurso para litigar sin costo, a efectos de comprobar que no están económicamente en aptitud de hacerse cargo de los sellados (Impuesto a la Justicia y Sellado de Actuación) de 144.000 pesos si al final la cifra se establece en 6.000.000 de pesos.

Segundo -y una vez que se expida el juzgado, luego de una audiencia a la que deberán concurrir los abogados patrocinantes y testigos que certifiquen la insolvencia, y los representantes empresariales- el que tendrá lugar, no más allá del 25 de este mes, en el Centro Judicial de Mediación (Cejume) de la Cuarta Circunscripción Judicial con sede en esta ciudad.

Si las partes convocadas no llegan a un acuerdo de conciliación en el Cejume -hecho que se considera altamente improbable- se iniciará el proceso judicial para exigir el cobro liso y llano de lo demandado en el juzgado Civil 7, de Alejandro Cabral y Vedia, o en el 13, del Marcelo Gutiérrez, según salga el sorteo.

Hay un antecedente inmediato con relación directa en este caso: el reciente fallo favorable al amparo ecológico presentado por los vecinos, con el patrocinio de los mismos abogados, resuelto por la Cámara Tercera en lo Civil compuesta por Edgardo Albrieu, Jorge Douglas Price y Alejandro Pozo, por el que se obligó al DPA a efectuar el entubamiento del canal en el segmento del Labraña y a las mismas empresas a resolver sus planes de tratamiento de efluentes antes del 31 de diciembre de este año.

El amparo favorable ha sentado un precedente único en el país, tanto que será publicado en la próxima edición del texto especializado La Ley. El fallo también ha sido solicitado por gente que tiene problemas de contaminación en la ciudad Bahía Blanca, aparentemente a causa de la presunta existencia de materiales pesados en un complejo petroquímico de aquella ciudad del sur bonaerense.

Materiales altamente nocivos

CIPOLLETTI (AC).- Tan-to el Instituto Balseiro, como el Departamento Provincial de Aguas de Río Negro y los estudios privados que realizó el estudio de los abogados Rossi, Olivera y Saraceni llegaron a la conclusión de la e-xistencia de altos índices de sulfuros que van en el curso del agua del desagüe, mucho mayores que los que pautan los parámetros a estos efec-tos, y de metales pesados en sedimentación. Para el caso, arsénico, molibdeno, plata y zinc.

Las abogadas Olivera y Saraceni enfatizaron que los sulfuros y los materiales pesados están afectando las vías respiratorias de los vecinos, y que tienen como elementos probatorios expedientes don-de hay constancias concretas.

Por ejemplo, de un análisis de espirometría se estaría deduciendo que un alto porcentaje de vecinos presentan cuadros de alteraciones diversas en las vías respiratorias.

Este diario presentó en su edición del 8 de junio pasado el caso de Sandra Espinoza (39) a quien se le detectó un cáncer de tiroides y recibió la directiva médica de alejarse del Labraña por los efectos contaminantes. "Tengo una mancha en el pecho y no saben si es cáncer o no", dijo igualmente en su momento la acongojada vecina.

Sus hijas, de 18 y 12 años, padecen de asma, presuntamente a causa de los sulfuros y metales pesados.

La hija de Jorge Guajardo, uno de los más férreos impulsores del amparo concedido, y de esta demanda, tiene una hija que padece una enfermedad en la sangre.

Los abogados están esperando los resultados de otro estudio, comparado, entre vecinos del sector que viven muy cerca del desagüe y de otros que están más alejados del conflictivo lugar.

Trascendió, por avances parciales, que el resultado de este estudio comparativo reforzará mucho más los argumentos de la parte demandante.


Comentarios


Vecinos cipoleños demandan por contaminación