VISTO Y OIDO EN NQN 06-10-04

VISTO Y OIDO EN NQN

 

Ministro “puntero”

La política en estos tiempos plantea exigencias que no todos parecen estar dispuestos a satisfacer. Es el caso de un ministro del gobernador Jorge Sobisch, que el domingo no ocultó su malestar por el trajín que le significó la elección en CALF, en la que el MPN desplegó todo su reconocido aparato para estas lides. Cansado sentado en un rincón de los muchos ambientes que tiene la seccional Primera, el hombre se quejaba amargamente. “¿Qué es esto?. Yo soy un funcionario no un puntero político. A mi me pagan para ser ministro no para andar buscando votos”. Nadie le decía nada porque, como se sabe, Sobisch es muy duro con aquellos colaboradores que no están “al pie de cañón” en las campañas. Pero estaba muy ofuscado y seguía destilando bronca. “Además, cómo se entiende esto de andar metiéndose en toda interna que anda dando vueltas ahí. Si seguimos así vamos a tener que empezar a prepararnos para la próxima elección de la reina de la primavera”, remató sin bajar el tono de la crítica. Un poquito más de educación, por favor.

Todo terreno

Así como hay remolones, otros se adaptan perfectamente a los desafíos que presenta la militancia partidaria. Fue el caso de la diputada nacional Encarnación Lozano, que el domingo tuvo que salir como disparada por un cohete de la seccional de la calle Belgrano, en su pueblo, Plottier, a solucionar un problema en una escuela en el barrio Los Aromos. Allí, tras el recuento... ¡sobraba un voto! Los fiscales ya estaban a punto de desatar el escándalo, pero llegó la legisladora, hizo de mediadora y el entredicho quedó superado. Un detalle: en esa urna ganó la lista Verde de Jorge Sobisch por un buen margen. “No era cuestión de perder esa diferencia”, dijo con ironía un militante emepenista.

Relaciones...

En el Concejo Deliberante de Neuquén capital los ánimos están altamente sensibilizados y el menor desliz ya es causante de reproches entre los ediles. Claro que algunas actitudes son provocativas y generan la comprensible reacción. En la sesión última, cuando Angélica Carnaghi (MPN) exponía sobre los honorarios que cobran los abogados municipales a los contribuyentes morosos -un tema que defiende a capa y espada la UCR-, imprevistamente el presidente del cuerpo, el radical Néstor Burgos, la interrumpió y se quedó sin audio. “¡Me cortaron el micrófono. Es una falta de respeto!”, reclamó a viva voz la edil, dirigiéndole la mirada. Este intentó esgrimir una defensa y de inmediato la autorizó a seguir hablando. Otra muestra de la tirantez que hay, particularmente entre el bloque de la UCR y del MPN se reflejó en varios resultados de votaciones 4-11, en favor del interbloque, con la ayuda del MPN. Cabe sañalar que el único ausente en la ocasión fue Juan José Dutto. “Se rompió la alianza... Se rompió la alianza...” tarareaba Burgos, para disimular el mal trago.

Micrófono

Todos se peleaban por el micrófono en el Concejo Deliberante capitalino. Todos querían hablar, entre ellos la peronista Nelly Torres, que tuvo tanta mala suerte que cuando le tocó el turno el micrófono le jugó una mala pasada: se quedó sin audio. Pero, solícito y además como corresponde a un compañero de partido, Segundo Záccar, reaccionó espontáneamente y le ofreció el suyo. “Tomalo, eso sí, no te lo quedés que yo también quiero hablar”. Quien reiteró su modalidad de hablar aunque casi no tenía tema para desarrollar, fue el presidente del bloque del MPN, Omar Gutiérrez. Fue cuando se terminaba de exponer sobre la problemática de los honorarios de los abogados y Gutiérrez se encargó de hacer un extenso repaso de lo que habían dicho sus antecesores. Cuando le cedieron la palabra a Carlos Cháneton (PJ), que evidentemente había estado juntando “bronquitis”, lo cuestionó con dureza. “Hemos escuchado argumentos claros, taxativos y muy bien explicados por la colega Carnaghi y como tengo capacidad de abstracción, no necesito que venga Gutiérrez a repetir lo que otros ya habían dicho”. Gutiérrez, mirando hacia arriba, se hacía el distraído. O sea, si no tiene nada que decir, no lo diga.

Faltazos

En general, corresponde decirlo, en el Concejo Deliberante de Neuquén los concejales asisten con regularidad a sus oficinas y, consecuentemente, a las reuniones de comisiones. Siempre hay alguna excepción, pero en líneas generales la “buena letra” es mayoritaria. Tal vez por eso la emepenista María Alejandra Martínez Fabi sorprendió cuando lanzó un furibundo ataque a los miembros de la comisión de Acción Social, porque según dijo hacía tres semanas que no se reunían por falta de quórum. La presidente de esa comisión, cabe señalar, es su compañera de bloque, Gloria Sifuentes. “No conozco los motivos de por qué no se han reunido, pero la semana pasada yo esperé media hora el inicio de la reunión y no la pudimos hacer porque no vinieron los miembros del MPN”, replicó, con alguna cuota de ironía, el peronista Segundo Záccar. Záccar, cabe señalar, ha sido blanco de cuestionamientos porque suele llegar tarde o irse antes de que terminen la reuniones. Yo falto, tu faltas, el falta... Nosotros faltamos.

Brollo conductor

Como una respuesta contundente para aquellos que sólo lo reconocen dirigiendo las sesiones y haciendo de “comodín” cuando se lo requiere para cubrir otro cargo, el vicegobernador Federico Brollo demostró que, llegado el momento no duda en “tomar el toro por las astas”. Ocurrió así días atrás, cuando la comitiva oficial que se movilizaba por el interior provincial, afrontó una fuerte nevada. Con buen criterio, los funcionarios apelaron a los empleados de Vialidad Provincial para hacer el tramo de Villa Pehuenia a Zapala y garantizar que podrían sortear las dificultades del camino, propias en días de temporal. Pero contra todos los pronósticos, el “baqueano” perdió el control del rodado y tras la patinada se quedó “enterrado” en el barro de la banquina. Brollo, que venía atrás en una 4x4, no dudó: “¡déjenme a mí!”, les propuso con gran decisión. Con llamativa habilidad, el vicegobernador desplegó sus conocimientos y volvió poner la camioneta sobre el asfalto. La comitiva pudo, finalmente, llegar en horario a un acto en Zapala. Ni el “Aguilucho” Oscar Alfredo Gálvez lo hubiera hecho mejor.

A contrapelo

Los dirigentes peronistas de la Unidad Básica del barrio Belgrano, con el parrillista José Ortiz en la cabecera, aprovecharon el debate que se ha disparado por la reforma de la Constitución neuquina para “disparar” contra uno de sus rivales más enconados de la interna: el diputado provincial Gabriel “Tom” Romero. “A contrapelo de la gente, a favor de sus intereses”, titularon un comunicado que además firmaron Horacio Righetti y Fernando Pochini. Recordaron que hace unos días pidieron la expulsión de todos los afiliados al partido que de una manera u otra hayan prestado apoyo al gobierno de Jorge Sobisch o se hayan identificado con sus políticas. “Por tal motivo felicitamos a nuestro compañero Romero por su adhesión a nuestra propuesta”, sostienen, en alusión a que el legislador, en su carácter de presidente del partido, dijo que el tribunal de disciplina partidario podría decidir la expulsión de aquellos que llegaran a votar hoy la reforma de la Constitución. (AN)


Comentarios


VISTO Y OIDO EN NQN 06-10-04