Voluntarios construirán 55 casas en el Alto de Bariloche

Tendrán en febrero una nueva casa de madera, con aislación y techo con chapa de zinc.

VIVIENDAS

Cincuenta y cinco familias de los barrios Nahuel Hue y Malvinas, que tienen serios problemas habitacionales, tendrán en febrero una nueva casa de madera, con aislación y techo con chapa de zinc que construirán voluntarios de todo el país de la organización Techo.

La organización en Bariloche ya construyó en 2011 unas cien viviendas de emergencia y ahora vuelve con el programa de tareas de verano para ofrecer una solución habitacional a familias del Alto que serán levantadas del 8 al 13 de febrero con la tarea de 280 voluntarios de todo el país.

Las familias fueron seleccionadas con una modalidad de encuesta que semanas atrás realizaron voluntarios de la organización que tiene sede en toda Latinoamérica, que priorizó la situación de urgencia habitacional de las familias y las condiciones de su actual vivienda.

El modelo de casa prefabricada de madera tiene una dimensión de 18 metros cuadrados, construida sobre pilotes y con aislación con fibra de vidrio, que serán transportadas desde Buenos Aires, donde está la sede central de la organización.

Se estima que la instalación de cada vivienda, con los gastos de traslado y voluntarios, tiene un costo de 24.000 pesos por unidad, por lo que se realiza un pago simbólico de los vecinos beneficiarios de 715 pesos. Además la municipalidad a través del Instituto de la Vivienda aportará 120.000 pesos para gastos.

Los voluntarios dormirán en escuelas del barrio y ya tienen garantizado el alimento para cuatro días por el municipio, donaciones y el comedor Gotitas de Esfuerzo, que trabajó con la entidad. Necesitan mayores aportes para el traslado de los paneles prefabricados desde Buenos Aires y de los voluntarios desde distintos puntos del país. La mayoría llegará de Neuquén y Cipolletti, las sedes más cercanas de la organización.

Made Porta y Pablo García Lazo, de la organización Techo, invitaron a voluntarios para colaborar: “todos empezamos con la construcción sin tener noción pero hay voluntarios con conocimiento que van guiando la tarea”, explicó Made y remarcó que las propias familias beneficiarias colaboran en las tareas.

“Es bienvenida la ayuda con viviendas porque es una necesidad muy grande en el barrio”, dijo Iris Miñoz, del comedor Gotitas de Esfuerzo del barrio Malvinas, quien reclamó que el próximo paso debe ser la erradicación definitiva de letrinas. Con estas viviendas se levanta la estructura pero no se incluyen artefactos de baño y cocina.

Agencia Bariloche


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios