“Voy a continuar luchando”, advierte Roussseff

BRASILIA.- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se mostró ayer “indignada” por el proceso de destitución en su contra votado la víspera por la Cámara de Diputados y anunció que peleará hasta el final para evitar que el Senado lo apruebe.

“No me dejaré abatir, no me voy a paralizar por esto, voy a continuar luchando (…) como lo hice toda la vida”, anunció Rousseff en una rueda de prensa en Brasilia, en su primera reacción pública después de la derrota sufrida en la cámara baja.

“Tengo fuerza, ánimo y coraje para enfrentar la injusticia (…). Recibí 54 millones de votos y me siento indignada por la decisión” de la Cámara, proclamó la presidenta del PT, acusada de ocultar la magnitud de los déficits públicos. “No hay en mi contra una acusación de desvío de dinero público, no hay una acusación de tener dinero en el exterior. Por eso creo que [el pedido de impeachment] es una injusticia. Personas con cuentas en el exterior presiden la sesión de una cuestión tan grave”, zanjó Rousseff, sobre el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, investigado por corrupción.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios