Vuelta a clases en Bariloche



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Escuela Nº 320 del barrio Boris Furman comenzó sus clases el pasado lunes, con un atraso de cinco semanas, ya que debió esperar la colocación de un nuevo sistema de calefacción.

Los problemas, en cambio, llegaron para la céntrica escuela 16 y el jardín del mismo número, que debieron suspender la actividad porque la caída de un árbol rompió un pilar y dejó ambos edificios sin energía eléctrica.

La directora de la Escuela Nº 320, Nélida Cayún, dijo que pudieron salvar algo del tiempo perdido porque los docentes trabajaron durante las semanas de espera en un salón vecinal y entregaron a los chicos trabajos prácticos y tareas “que sirvieron para adelantar la etapa de diagnóstico”.

Los problemas con la escuela se debieron a que el gobierno provincial no ejecutó las reparaciones previstas durante el receso de verano y la empresa contratada, recién se instaló en la escuela cuando debía comenzar el ciclo lectivo.

“Al margen de lamentar el tiempo perdido, el aprendizaje que nos deja todo esto es que si los padres no se ponían firmes y retiraban a los chicos, no se hubiera arreglado nada”, señaló Cayún.

Admitió que gracias a ese seguimiento la calefacción nueva ya está instalada y en funcionamiento, también el retiro de los viejos calefactores, la reparación de los agujeros y el reemplazo de puertas rotas. En la escuela 16, la rotura de una gran rama de pino ubicado sobre la vereda de la calle Beschtedt obligó a suspender las clases desde el lunes y al menos hasta hoy.


Comentarios


Vuelta a clases en Bariloche