Weretilneck marca el rumbo, Tolosa lo sigue



#

La presentación del nuevo espacio se concretó ayer en Cipolletti.

CIPOLLETTI (AC).- El intendente de Cipolletti, Alberto Weretilneck y el ex secretario general de la Unter, Carlos Tolosa, protagonizaron ayer la presentación formal de un nuevo espacio político, integrado por hombres y mujeres independientes y de cuadros de diversas extracciones.

Se trata de los trazos gruesos de un proyecto con el objetivo de estar presente en la lucha por el poder provincial, en el 2011.

Tolosa se ubicó como la pata peronista de este esquema y fue el encargado de nombrar concretamente a Weretilneck como candidato -sin precisar a qué cargo- para los comicios del 2011.

Además se supo que están avanzadas las conversaciones para la inserción en este nuevo segmento -que no será una tercera fuerza, se aclaró- de la justicialista ex presidenta del Concejo Deliberante de Roca, Alicia Salicioni, y también, aunque en un plano un tanto más lejano aún, el ex concejal Alejandro Gorsky.

La presentación se hizo en uno de los salones del Hotel Patagonia. Weretilneck y Tolosa estuvieron acompañados por los cuadros locales y de Roca del Frente Grande, como Claudio Di Tella, Mabel Rigoni y Jorge Barragán , entre otros.

Valores como experiencia, honestidad, transparencia, conocimiento y apertura fueron citados por Weretilneck como indispensables para el sector. Dijo también que sin descuidar un ápice el punto de la gestión en Cipolletti empezaba ayer puntualmente un correlato hacia el plano provincial, aunque ni él ni Tolosa avanzaron mucho sobre este proceso.

Weretilneck sí puso el acento en una cuestión clave: la educación. Este tema es una prioridad y será el parámetro para todo aquel que se acerque al grupo.

Esta corriente se nutrirá de gente con militancia, independientes, “olvidados” por partidos o instituciones, dirigentes sociales, empresarios, profesionales, comerciantes, vecinalistas y de jóvenes, hombres y mujeres que quieren lo mejor para su provincia.


Comentarios


Weretilneck marca el rumbo, Tolosa lo sigue