Weretilneck: “Una parte de la Policía de Bariloche está bajo sospecha”

No descartó ninguna hipótesis, ni la que relaciona este episodio con el tráfico de droga ni la que lo vincula con el homicidio de Micaela Bravo.



1
#

Tras reunirse con el juez y los fiscales, el gobernador habló con “Río Negro”. (Foto: Alfredo Leiva )

2
#

Buzos de los Bomberos buscaron ayer en la costa del lago.

El gobernador Alberto Weretilneck ratificó ayer las sospechas que vinculan a sectores de la Policía de Río Negro con la desaparición del oficial ayudante Lucas David Muñoz. “Un sector está bajo sospecha en esta investigación, porque los hechos que llevaron adelante en la comisaría 42 y la orden de comprar un chip en otra ciudad hace que una parte de la Policía esté bajo sospecha”, afirmó el gobernador en esta ciudad.

Y se comprometió a “llegar hasta las últimas consecuencias por más que quieran desviar la información”.

Ayer Weretilneck se reunió con el juez Bernardo Campana y los fiscales Guillermo Lista (investiga la desaparición) y Martín Govetto (tiene la causa por el presunto entorpecimiento policial).

El encuentro se hizo a las 15 en Tribunales. Cuando finalizó, Weretilneck explicó a “Río Negro” que se había entrevistado se piso “a disposición y para transmitir la decisión del Poder Ejecutivo y de las autoridades de la Provincia de llegar hasta las últimas consecuencias para conocer la verdad y encontrar a los responsables sean o no sean policías”.

Mientras, la investigación para hallar a Muñoz sigue sin arrojar certeras de su paradero. Fue visto por última vez alrededor de las 13.20 del 14 de julio pasado a pocas cuadras de la comisaría 42 del barrio 2 de Abril, donde trabaja. Dos agentes lo cruzaron y declararon que dialogaba con el conductor de un Chevrolet Corsa gris, que no apareció hasta el momento.

El oficial ayudante se dirigía a trabajar. Vestía el uniforme y portaba el arma reglamentaria. Pero nunca se presentó en la unidad policial. Desde entonces su familia reclama por su aparición.

Ayer, el rastrillaje se desplazó al lago Mascardi, sin ningún resultado positivo (ver aparte). El sargento Néstor Meyreles seguirá detenido. (Ver aparte)

“Llama la atención la respuesta tan pasiva de la fuerza en Bariloche ante la ausencia de un camarada, hay algo que no me cierra”, sostuvo el gobernador. “Conociendo a la Policía hubiesen dado vuelta Bariloche en las últimas tres semanas. Sin embargo, hay que estar sacando con tirabuzón la información y muchos negándose a aportar lo que tiene que aportar”, advirtió.

“No perdemos la esperanza de encontrarlo con vida”, aseguró Weretilneck.

Dijo que no descarta la hipótesis de que exista una red de drogas vinculada a la Policía para explicar la desaparición de Muñoz o alguna vinculación con el crimen de Micaela Bravo, que sigue impune. Aclaró que no tiene acceso a la causa Muñoz por el secreto de sumario.

“Llama la atención la respuesta tan pasiva de la fuerza en Bariloche ante la ausencia de un camarada, hay algo que no me cierra”.

Weretilneck tuvo más dudas que certezas en su visita de ayer a Bariloche.

El FpV quiere interpelar al ministro de Seguridad, Gastón Pérez Estevan, cuya intención es informar pero en la comisión de Labor Parlamentaria.

Búsqueda en el lago Mascardi

Por segundo día consecutivo, la búsqueda del policía se trasladó al lago Mascardi, 30 kilómetros al sur de Bariloche.

A media mañana, bomberos de Río Colorado y Cipolletti, junto a las dos perras, tres integrantes de Prefectura y un policía participaron de los rastrillajes a la altura del kilómetro 2006 de la Ruta 40 Sur, en la costa del Mascardi, sin que tuvieran los resultados esperados.

Datos

“Llama la atención la respuesta tan pasiva de la fuerza en Bariloche ante la ausencia de un camarada, hay algo que no me cierra”.
El FpV quiere interpelar al ministro de Seguridad, Gastón Pérez Estevan, cuya intención es informar pero en la comisión de Labor Parlamentaria.

Temas

Río Negro

Comentarios


Weretilneck: “Una parte de la Policía de Bariloche está bajo sospecha”