Son los policías condeandos por vejaciones: Mario Gustavo Leiton y Matías Gutiérrez. Alexis García fue absuelto por el “beneficio de la duda”.

Causa contra policías: ahora investigan un posible falso testimonio

Uno de los testigos que se presentó como imparcial, ocultó que tenía relación con Mario Gustavo Leiton, uno de los dos condenados.

09 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

Días después de conocerse el veredicto contra tres policías cipoleños acusados por vejaciones, lesiones graves y uso de arma de fuego, la fiscalía allanó un boliche ubicado sobre la Ruta 22 con el fin de profundizar la investigación por falso testimonio contra un hombre que declaró en el juicio. El 28 de diciembre un tribunal cipoleño condenó a Mario Gustavo Leiton y Matías Nicolás Gutiérrez, mientras que el agente Alexis García fue absuelto por el “beneficio de la duda”.

Durante el debate un testigo que propuso la defensa encabezada por Gustavo Lucero aseguró que en la cámara Gesell que realizó la víctima, la querellante Victoria Naffa había “instruido” al joven para que identifique a Leiton en la ronda de reconocimiento.

Cuando le preguntaron a la psicóloga que tomó la cámara Gesell aseguró que nunca había visto a Naffa antes del juicio, echando por tierra la estrategia de la defensa.

El testigo, que ahora está involucrado en una causa penal por falso testimonio, se presentó a la audiencia como un testigo imparcial es decir sin relación con los imputados.

En esas circunstancias aseguró que Naffa sugestionó al joven para que identifique a Leiton con el autor del disparo que le generó la perdida del un ojo. Sin embargo durante el contra examen que presentó la fiscalía quedó claro que el testigo ocultó trabajar como jefe de patovicas en el boliche ubicado en la ruta 22 y que tenía relación con Leiton quien en varias oportunidades había hechos adicionales en el lugar.

Tras la declaración, el fiscal de Cámara Santiago Márquez Gauna lo acusó de falso testimonio y días después las fuerzas de seguridad secuestraron las filmaciones de las cámaras de seguridad en donde habría evidencia para imputar al testigo. Luego de la feria judicial, se solicitaría la audiencia de formulación de cargos para la acusación. El delito de falso testimonio es excarcelable, siempre y cuando el imputado no tenga antecedentes penales.

A principios de febrero, tras la audiencia de cesura y el pedido de penas, el tribunal impondrá los castigos
a los dos policías condenados.