El municipio no puede contener los basurales clandestinos de Neuquén

Elevó las multas y realiza controles sorpresivos y hasta de madrugada. Hay al menos siete lugares donde se descargan furtivamente residuos.

“Río Negro” llegó hasta el predio no habilitado que mayor basura concentra. Está en la zona oeste y limita con la transitada Autovía Norte.

20 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El ritmo de la capital neuquina genera volúmenes de basura que, pese a los esfuerzos del municipio, desbordan la capacidad instalada para recepcionarlos. Desde el Ejecutivo reconocieron que hay al menos siete sectores de la ciudad donde los vecinos y las empresas llegan para desprenderse -furtivamente- de sus residuos. Pese a la aplicación de onerosas multas y controles sorpresivos, no logran controlar el vertido clandestino.

“Río Negro” recorrió el basurero no habilitado más grande que tiene Neuquén. Se encuentra pasando el barrio 2 de Mayo en dirección hacia la Autovía Norte, bordeando la calle Casimiro Gómez. Se lo reconoce por la gran presencia de residuos voluminosos. El lugar es visitado regularmente por un grupo de personas que cirujean entre los desperdicios y otros que se acercan a depositar sus restos.

La presencia de montículos de residuos domina el paisaje de una de las calles más transitadas del oeste neuquino. El basural está conformado en su mayoría por residuos voluminosos como grandes artefactos electrónicos en desuso, muebles rotos, distintos elementos del hogar y escombros de a cientos de metros cúbicos.

Hace un tiempo atrás había caminos internos dentro del basural, pero ya fueron cerrados. Las personas que revuelven la basura en el lugar suelen moverse en motos o con algún carrito. Pasan y recorren la zona en busca de “algo” que pueda ser de utilidad. En paralelo otros aprovechan el lugar para depositar desperdicios de sus casas.

El subsecretario de Limpieza Urbana, Cristian Haspert, sostuvo que el basural en la zona de Casimiro Gómez lidera en la ciudad en cantidad de residuos que arrojan los vecinos.

El funcionario informó que a este megabasural clandestino le siguen otros ubicados en las calles Huilén (barrio Melipal); Genko (Valentina Norte Rural); Figueroa (barrio Confluencia); la ex trapera (en calle Boer) y; las costas de los ríos Neuquén y Limay.

Haspert remarcó que en estos sectores se llevan a cabo operativos sorpresas en diferentes días y horarios donde se realizan infracciones que van de 30 a 70 mil pesos. “Hemos sumado operativos nocturnos porque muchos que tiran basura lo hacen en medio de la oscuridad”, comunicó.

“Tenemos una ordenanza vigente donde se prohibe arrojar residuos de todo tipo en la vía pública. El año pasado se elevaron los montos (antes salía 400 pesos la multa). Y si a una empresa es la segunda o tercera vez que lo multan por arrojar residuos el Tribunal de Faltas puede aplicar el máximo de 70 mil pesos y también la quita de licencia comercial”, explicó Haspert.

En números
$70.000
es el monto máximo que puede llegar a pagar un vecino por arrojar basura en lugares no habilitados de la ciudad.
6.800
vehículos ingresaron el pasado trimestre al centro de traspaso ubicado en Novella y Godoy.
185
camiones repletos de desperdicios se retiraron del megabasural durante los últimos dos operativos que el municipio llevó a cabo.
Neuquén

Últimas noticias de ésta sección