Homenaje a militante asesinado

08 abr 2011 - 00:00
Comparte esta noticia

NEUQUÉN (AN).- Desde ayer una placa recordará, frente a la vereda de la que fue su vivienda, a Oscar Andrada, un militante peronista asesinado durante la dictadura militar en 1978. El acto, desarrollado cerca del mediodía, fue parte de una iniciativa establecida por ordenanza, que busca mantener viva la memoria y el legado de las personas muertas y desaparecidas por dictadura que vivieron en la ciudad. Fue particularmente emotivo por la presencia los dos hijos de Andrada, uno de ellos nacido en cautiverio, el 7 de abril de 1976. Se trata de Juan Sebastián, Juanse, que junto a su hermano Diego, y la madre de ambos, Alicia Luna, y otros familiares estuvieron en la primera fila del homenaje, recibiendo el cariño y el afectuoso recuerdo del grupo de militantes, funcionarios, familiares y amigos que dijeron presente durante el acto. En la calle estuvieron militantes de la JP Evita, y jóvenes y no tanto que hoy son la cara visible del kirchnerismo neuquino. También, autoridades municipales, como el intendente y candidato a gobernador Martín Farizano y su compañera de fórmula, la senadora Nanci Parrilli, junto al promotor de la ordenanza que posibilitó el homenaje, el concejal Darío Martínez, aspirante a la intendencia por el peronismo. El acto tuvo lugar a pocos metros de la intersección de Mendoza e Independencia, en un punto ubicado frente a la casa donde vivió Andrada en esta ciudad hasta poco antes de ser secuestrado. El “Cabezón”se sumó a la lucha por la nacionalización de la Universidad del Neuquén (hoy Nacional del Comahue), a principios de los 70. También integró el grupo fundacional del brazo local de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.