El sector cuenta con estacionamiento, parrillas, fogones y baños públicos. Además funciona
un parador con bebidas y víveres.

Incertidumbre por el contrato de concesión en el lago Espejo

El balneario no tiene un responsable ya que caducó el anterior permisionario. Pese a que la temporada de verano está próxima a iniciar, Parques Nacionales aún no llamó a licitación.

13 nov 2017 - 07:38
Comparte esta noticia

En abril de este año venció la prórroga de la concesión del balneario en el lago Espejo y en Parques Nacionales no hay información sobre la licitación. Distintas fuentes del Parque Nacional Nahuel Huapi indicaron que se desconoce si habrá o no concesionario para la próxima temporada de verano.

El problema principal es quién se hace cargo de pagarle a los guardavidas. El conflicto de todas las temporadas con el anterior concesionario era la contratación del personal de seguridad acuática.

Según el pliego, el concesionario debía solventar un guardavida durante toda la temporada, pero en varias oportunidades el balneario ha estado semanas sin personal.

La concesión también incluye mantenimiento de los baños públicos, estacionamiento, fogones y parrillas, y un parador. La playa pública es una de las más concurridas durante el verano, y en temporada alta suelen registrarse hasta 2.000 visitantes por día.

El año pasado la Administración de Parques Nacionales, por recomendación de la intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi, había prorrogado la concesión a Lago Espejo Resort, empresa propietaria también de una antigua hostería aledaña al balneario, que funciona como casa particular de veraneo para uso exclusivo de los propietarios y amigos.

El concesionario registraba un extenso listado de incumplimientos del pliego, pero pese a eso, le prorrogaron el contrato.

Este año Parques Nacionales debería haber llamado a licitación para la temporada de verano 2017/2018. Al menos en los sitios oficiales donde se publican las licitaciones públicas de los organismos estatales, no figura ningún llamado.

Polémico antecedente

En el 2008 Parques Nacionales decidió dejar para exclusivo uso diurno el camping que funcionaba en el lago Espejo, porque el concesionario tenía una hostería a metros de ese lugar. Sin embargo la propiedad no funcionó nunca como una hostería sino como una casa de veraneo para familiares y amigos.

La concesión estaba a nombre de Germán Neuss, Eduardo Maidana y Enrique Duhau, empresarios vinculados en su momento con el menemismo y luego con el kirchnerismo.

Durante el anterior gobierno nacional consiguieron una concesión a la medida de sus necesidades: garantizar la mayor privacidad posible a la hostería.

Puntualmente, restringieron el acceso vehicular hasta el estacionamiento lindero a la playa con la excusa de un plan de forestación que al día de hoy está abandonado y lleno de especies exóticas. Del lateral derecho de la vivienda-hostería también cerraron parte del terreno para desarrollar otro “plan de forestación” fallido.

En un primer momento el objetivo era cerrar el acceso, pero la protesta y presión de los vecinos hicieron que Parques los intimara para que retiraran una tranquera que habían colocado.

El último concesionario registró distintas irregularidades, pero consiguió una prórroga que ya expiró. La falta de servicios fue una constante.
En números
2.000
visitantes diarios llega a
tener la playa durante los
fines de semana de la temporada alta.
Villa La Angostura

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección