Los hospitales con tomógrafos tienen más servicios y menos costos

Los 4 centros de salud ya tienen esos equipamientos en funcionamiento, con subas en las prestaciones a los pacientes.

14 ene 2018 - 00:00
Comparte esta noticia

La incorporación de los tomógrafos en los hospitales rionegrinos arrojó un alto crecimiento de esa práctica en los pacientes. Anteriormente, esas prestaciones se cumplían en centros privados, derivados por los centros de salud, y el presente promedio de servicios significaría un desembolso cercano a los 2,5 millones mensuales.

Los cuatro hospitales –Viedma, Roca, Cipolletti y Bariloche– ya tienen operativos sus tomógrafos, que cumplen de 180 a 200 prácticas mensuales. Equivale a seis atenciones diarias. En el 2017, Salud fue habilitando esa aparatología en cada unidad, la cual fue adquirida en el 2016 con los fondos de la renegociación petrolera.

Los equipos médicos coinciden en que esas disponibilidades permiten acceder rápidamente a diagnósticos más precisos y más rápidos. Anteriormente, el traslado a centros privados exigía recaudos y plazos que derivaban en evaluaciones adicionales, más allá de las restricciones gubernamentales fijadas por los costos extrahospitalarios.

En agosto del 2016, Salud instaló el primer tomógrafo en el hospital de Bariloche, siguió con Roca (octubre del 2016), Viedma (mayo del 2017) y, finalmente, Cipolletti (noviembre pasado, restando la puesta en marcha de los registros complejos).

Lo invertido

La inversión total superó los 25 millones de pesos y, hasta estas adquisiciones, el sistema público provincial disponía de un único tomógrafo, ubicado en el nosocomio de Bariloche.

Diez meses después, los profesionales del Zatti de Viedma resaltan el crecimiento de las prácticas, estimando entre 160 a 180 pacientes que mensualmente se realizan esos estudios complejos, con o sin contrastes.

“Con su instalación se disminuyó muchísimo el gasto y el médico de guardia tiene la tranquilidad que en segundos tendrá un diagnóstico certero de paciente sin la necesidad de derivarlo con trámites, costos económicos y riesgos, teniendo en cuenta que en las urgencias los minutos tienen mucho valor”, sostuvo el jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes, Mateo Galdón.

El profesional también detalló que la aparatología también permiten punciones e infiltraciones. “Ahora, la demanda es mayor por pacientes que ingresan por guardia. Destacó que al contar con “una herramienta de estas características útil y necesaria para la emergencia –a diferencia de antes– hoy los médicos de guardia tienen esa posibilidad en forma inmediata y a un paso”. Explicó que a través de una tomografía el médico evalúa al paciente, qué tipo de dolencia lo afecta, con una mirada interna más profunda en casos de traumatismos de cráneos, columna o cuello o derrame cerebral.

Resonadores
Salud anunció la compra de dos resonadores para los hospitales de Viedma y Bariloche, continuando con los “equipamientos médico asistencial”. Cada unidad tiene un costo superior al millón de pesos. Esta aparatología llamada RMI- es un equipo para lograr imágenes precisas de los órganos internos del cuerpo. El ministro Fabián Zgaib afirmó que la inversión en construcciones hospitalarias llega a los 1.000 millones, considerando las financiadas por Río Negro o por el BID. Así, enumeró la remodelación y ampliación del hospital de Bariloche por 200 millones con un programa internacional y los 807,7 millones de planes provinciales (los centros de Las Grutas por unos 53 millones, Allen por 230 millones, Catriel por 227 millones, las ampliaciones de Viedma por casi 22 millones, de Choele Choel por 5 millones y de Cinco Saltos por 180).
Viedma

TAGS.