A 20 centímetros de las balas

CIPOLLETTI (AC).- Jorge, junto a tres amigos, estaba terminando un café cuando oyó el primer disparo y vio que un hombre, seguido por la policía, corría hacia donde estaban sentados. Tuvo una reacción inmediata: entrar a la confitería para evitar ser alcanzado por la balacera que conmocionó el mediodía cipoleño.

"Fueron tres disparos que nos pasaron prácticamente a 20 centímetros.La estamos contando de suerte", dijo poco después sin poder creer todavía lo que había vivido. Y fue más contundente aún: "Podría haber muerto cualquiera de los que estábamos acá".

Sentado en las mesas exteriores de Plaza Bar fue uno de los testigos que padeció el temor por el riesgo a que quedó expuesto. "Cuando escuchamos el primer tiro nos percatamos que la policía estaba disparándole a un individuo que corría hacia nosotros. Inmediatamente nos levantamos y obramos bien porque nos pusimos adentro", relató.

Todos, coincidieron en asegurar que la situación fue "gravísima", porque fue en pleno centro y en un horario donde el movimiento de personas es constante. Sobre la calle Roca, entre Miguel Muñoz y España, no sólo está la confitería . También hay varios comercios, tres sucursales bancarias y la plaza San Martín.


Comentarios


A 20 centímetros de las balas