A once años del doble crimen, reclaman justicia 

Al cumplirse once años del crimen de Sergio Sorbellini y Raquel Lagunas, las comunidades de Río Colorado y La Adela se movilizan hoy. Habrá una concentración en el cementerio local a las 17, donde familiares, amigos y vecinos recordarán a los jóvenes y exigirán el hallazgo de los responsables. Los padres enviaron una carta de apoyo al juez Juan Torres, quien tiene a su cargo la causa. Valoraron su "perseverancia y objetividad".



RIO COLORADO (ARC).- Las comunidades de Río Colorado y La Adela conmemorarán hoy los once años del doble homicidio de Sergio Sorbellini y Raquel Lagunas, que aún no ha sido esclarecido.

Padres, familiares y amigos organizaron una concentración en el cementerio local a partir de las 17, donde depositarán una ofrenda floral y elevarán una oración por el eterno descanso de los dos jóvenes.

Para permitir la participación de la gente, habrá servicio gratuito de colectivo que partirá desde la plaza Memoria y Justicia desde las 16,30 horas.

Según se manifestó, ya poco se puede hacer desde Río Colorado para acelerar las investigaciones que están llevando a cabo el juez Juan Torres, fiscales y comisión policial.

Los familiares aclararon que en un día tan especial como hoy, "sólo se pretende recordar la memoria de Sergio y Raquel".

Dentro del austero programa, se leerán poemas escritos por vecinos de la ciudad y no se descarta que Leandro Lagunas, el padre de Raquel, dirija alguna palabra a los presentes.

A once años del horrendo crimen y con un incontable cantidad de marchas y contramarchas en la causa judicial, la ciudad de Río Colorado aguarda hoy a que se llegue algún día a los verdaderos autores materiales.

Pasaron once años desde que los jóvenes fueron asesinados y hallados muertos en un descampado cercano a la ciudad.

En aquellos momentos, tanto la policía como la justicia cargaron los crímenes sobre las espaldas de dos jóvenes que tras ser condenados a cadena perpetua, recuperaron la libertad al comprobarse su inocencia.

A partir de allí, la comunidad ha utilizado todos los medios a su alcance para descubrir los rostros asesinos, que quizás aún caminan por las calles de la ciudad.

El juez Torres, que entiende en la causa, se ha manifestado optimista y esperanzado en llegar hasta el final. A pesar de que en muchas oportunidades hubo cuestionamientos, el magistrado aseguró que no va a abandonar la causa.

En medio de todo esto, se espera que el juicio oral a los cuatro policías procesados por asociación ilícita, y a los peritos forenses y balísticos que participaron en la instrucción permita ver un poco más allá de la intrincada trama del expediente.

De acuerdo a las últimas alternativas, es cada vez más fuerte la hipótesis del contrabando de ganado como móvil del hecho y hacia allí se apuntaron las últimas investigaciones (ver aparte).

Apoyo al juez Torres

Los padres de Sergio y Raquel dieron a conocer un escrito dirigido al juez Juan Torres donde manifiestan su apoyo al magistrado "valorando su perseverancia y objetividad que en tantos largos años volcaron para su esclarecimiento".

Además expresan textualmente que "soportaron presiones crónicas, abandono, escepticismo, críticas calculadoras, descrédito, chicanas torpes y rumores".

"Sabemos que han transitado ustedes por lo peor del hombre", agregan. Más adelante señalan que hay poderosos que entre ellos se convencen de tener derechos especialísimos.

A partir de estas convicciones, los padres manifestaron que su única libertad "es la familia y la vida".

"La justicia es el remedio a esto y ustedes pueden hacerla cumplir", fue otro de los pedidos hacia el magistrado.

Finalmente le expresan al juez que la esperanza que tienen para lograr que un día el asesinato de los jóvenes sea esclarecido es "segura". "Seguridad en que un día nosotros tendremos justicia y en que nadie cuestionará la vuestra", son las últimas palabras de los padres hacia Torres. 


Comentarios


A once años del doble crimen, reclaman justicia