A siete años del crimen de Cabezas, lo recuerdan en la región



NEUQUEN (AN).- Las cámaras fotográficas en alto y la ya memorizada frase: “Cabezas, presente” volverán a la calle hoy para conmemorar los siete años de la muerte del fotógrafo de la revista Noticias, José Luis Cabezas, asesinado en 1997.

La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina reflexionó en un comunicado que “pasaron siete años y no existe aun una sentencia que dirima en forma definitiva el caso. Ello debido a la falta de agilidad de nuestra justicia y a la negación del respeto a las garantías. Mientras tanto, la sociedad percibe una sensación de impunidad en uno de los hechos más graves de los últimos años.

Los fotógrafos de la región organizaron una serie de actos en los que levantarán sus cámaras, símbolo con marca registrada de un hecho que reveló una sociedad que camina al borde del precipicio de la inseguridad. Hoy a las 11, se juntarán en la plazoleta ubicada en Avenida Argentina y Diagonal Alvear, en pleno centro neuquino.

Posteriormente, se trasladarán a Cipolletti para repetir la rutina una hora después en la plaza San Martín, donde se levanta el monolito recordatorio del triple crimen.

La ARGRA realizó un análisis completo del proceso judicial, al que consideraron cargado de irregularidades. “Tienen que ver con la presentación de pruebas fraguadas por parte de la policía para desviar el curso de la pesquisa y con la falta de aptitud del sistema judicial para llevar adelante una investigación exhaustiva en un plazo razonable”, declararon los fotógrafos en su comunicado.

El 25 de enero de 1997 se encontró en La Cava, a 11 kilómetros de la ciudad bonaerense de Pinamar, el cuerpo calcinado y con impactos de bala de José Luis Cabeza. A medida que se fue desarrollando la investigación, quedaron en evidencia “la espuria relación existente entre empresarios poderosos, políticos y policías corruptos”, narró el documento de ARGRA.

El proceso judicial, que culminó con la condena de Gregorio Ríos, Sergio Cammaratta, Aníbal Luna, Horacio Braga, Sergio González y José Luis Auge, fue calificado como “extramadamente lento” por los reporteros.

“Los jueces de casación atribuyen el lapso transcurrido a la complejidad de la causa, la pluralidad de imputados y la multiplicidad de planteos realizados por las partes. En realidad, esta prolongación excesiva responde a un problema de nuestro sistema de enjuiciamiento que debería privilegiar la oralidad y la inmediación como formas esenciales del proceso”, criticaron los reporteros.

“Los actos (de mañana) son en reconocimiento de toda la gente que nos acompañó desde el anonimato sin buscar otra cosa que no sea la defensa de la vida y de la verdad”, expresaron desde la sede neuquina de ARGRA.


Comentarios


A siete años del crimen de Cabezas, lo recuerdan en la región