Abbas es más importante que nunca

El presidente palestino, Mahmud Abbas, se encuentra tras la dramática derrota electoral de su partido Al Fatah en una posición clave. A pesar de que los palestinos han castigado duramente y derrocado a su partido en los comicios parlamentarios, este político, conocido también como Abu Mazen, es ahora para Occidente e Israel -pero sobre todo para el ganador de las elecciones, Hamas- más importante que nunca.

No sólo el presidente estadounidense, George W. Bush, espera que el palestino, de 70 años, supere el cansancio causado por el ejercicio de su cargo y tras el abrumador triunfo de los islamitas asuma un papel de timonel político.

"Nuestro mensaje para él es que permanezca en el cargo y continúe trabajando para avanzar en el proceso de paz", subraya el presidente norteamericano.

El caos en los territorios palestinos y entre los diversos grupos del hasta ahora gobernante Al Fatah -en el que Hamas basó su victoria electoral- ha desmoralizado a Abbas.

Días antes de las elecciones negó en su despacho ante un pequeño grupo de periodistas las informaciones según las cuales está sumido en una depresión, irritable y cancelando reuniones, pero admitió: "No estoy depresivo. Sólo estoy cansado, cansado de crear una situación segura para las elecciones" y de luchar contra la anarquía en los territorios palestinos. Además, lamentó el poco apoyo internacional.

Ahora, el triunfador Hamas lo necesita porque sabe que sólo a través de él la Autoridad Nacional Palestina (ANP) puede mantener relaciones con Occidente e Israel.

Israel, Estados Unidos y Europa le necesitan, porque con el movimiento radical islámico en el gobierno, Abbas será el único con el que podrán dialogar. "Ambas partes lo necesitan y ambas partes harán un esfuerzo por no ponerlo de mal humor", escribe el diario "Yediot Ahronot" en su edición de ayer.

"Si se va, Hamas se queda desnudo ante Israel y el mundo, sin un gobierno estable. Desde el punto de vista de Israel, Abu Mazen es de hecho el último interlocutor que le queda", escribe el rotativo.

En Ramallah se esperaba ayer que Abbas visite durante el fin de semana la Franja de Gaza para mantener allí conversaciones con la cúpula de Hamas. La iniciativa parte de Hamas, cuyo jefe del politburó, Jaled Mashaal, llamó desde Damasco a Abbas.

Notas asociadas: TENSION EN MEDIO ORIENTE: EE. UU. y Europa recortarían fondos si Hamas no deja la violencia

Notas asociadas: TENSION EN MEDIO ORIENTE: EE. UU. y Europa recortarían fondos si Hamas no deja la violencia


Comentarios


Abbas es más importante que nunca