Aconsejan no pagar la deuda a los bancos

La Sindicatura municipal neuquina le planteó la medida a la comuna por la caída en los ingresos

NEUQUEN (AN).- Los síndicos le aconsejaron al municipio neuquino que suspenda el pago de las deudas con los bancos, para este año calculada en 3.200.000 dólares. Complementada con la ya decidida emergencia económica, la cesación de pagos es la única alternativa que le asignan a la comuna para afrontar el resto de las obligaciones, a raíz de la caída de los ingresos por la coparticipación y el bajo cobro de impuestos y tasas.

Entre enero y marzo de este año vence casi la mitad de la deuda, 1.396.000 dólares, distribuida básicamente entre la operatoria Promun con destino a la obra pública y créditos del Banco Provincia Neuquén (BPN).

La cuestión es que la deuda pública que durante 2001 no pesó sobre la comuna y que de hecho ha venido pagando puntualmente, con el achique de los ingresos, pasó a representar una tajada que representa un 35% de la coparticipación del mismo período de 2002.

La propuesta de la Sindicatura, el organismo de control externo de las cuentas municipales, no alcanza a proveedores ni a contratistas. Sólo incumbe a las entidades financieras nacionales, internacionales y multilaterales de crédito, mientras dure la emergencia y se renegocie la deuda pública.

El secretario de Economía, Martín Farizano, no descartó la posibilidad de declarar la cesación de pagos a los bancos pero se mostró más proclive a renegociar la devolución de los préstamos. Dijo que no cree que este momento sea propicio cuando "estamos solicitando un crédito de 10 millones de pesos al Banco Interamericano de Desarrollo (BID)".

La rebeldía podría implicar un antecedente negativo y resultar un búmerang pues el BID podría responder congelando el desembolso de fondos de obras -entubamientos y pavimentación- actualmente en ejecución.

Por otra parte, con respecto al BPN, anticipó que esta semana o a más tardar la próxima, tras conocerse las nuevas medidas económicas nacionales, está prevista una reunión con el titular del banco, Luis Manganaro.

Del Promun está pautada la cancelación de 2.092.598 dólares en cuotas durante 2002 y 1.182.239 dólares al banco neuquino.

"La situación del municipio de Neuquén es muy complicada pero no tanto como otros que no pagan sueldos ni proveedores", insistió Farizano y agregó "que por ahora tenemos algunos atrasos muy cortos pero si no resolvemos pronto esta situación, la tendencia se va a agravar. Su pronóstico coincide con los síndicos: "la comuna ha ingresado en una situación de emergencia financiera que hace peligrar su capacidad de atención de sus obligaciones esenciales y funcionales". Este un fenómeno que tiene origen en la baja de los ingresos por coparticipación -un 24% en el primer trimestre- y de los recursos propios -un 41% promedio- y el incremento de los gastos corrientes, debido a la obra pública que subió a un pico de ejecución.

Farizano indicó que el 15 de febrero, en la reapertura del período ordinario del Concejo, elevará el proyecto de ordenanza que declara la emergencia económica de la ciudad.


Comentarios


Aconsejan no pagar la deuda a los bancos