Advierten que los subsidios a la energía podrían llegar a los 10.000 millones de dólares

El Instituto de la Energía Mosconi elaboró un escenario que proyecta la disparada de los pagos que crecen a un ritmo del 50% anual. Proponen descongelar las tarifas de luz y gas y avanzar sobre subsidios focalizados en los usuarios más vulnerables.




Desde el Instituto Mosconi advirtieron que de no tomarse medidas, los subsidios a la energía llegarán este año a los 10.000 millones de dólares.

Desde el Instituto Mosconi advirtieron que de no tomarse medidas, los subsidios a la energía llegarán este año a los 10.000 millones de dólares.

Pareciera ser un déjà vu, pero un estudio elaborado por el Instituto de la Energía Enrique Mosconi reveló que de no aplicarse mayores incrementos en las tarifas de gas y electricidad, el país terminará destinando este año cerca de 10.000 millones de dólares a los subsidios energéticos, tal como sucedió entre 2011 y 2017.

El trabajo elaborado por lo especialistas del instituto Alejandro Einstoss y Julián Rojo parte del análisis de la actual situación de los subsidios a la energía que abona el Estado que vienen creciendo a una tasa interanual del 50% a raíz de un doble fenómeno: el congelamiento de las tarifas en un contexto de inflación de costos.

Según precisaron entre abril de 2020 y abril pasado el gobierno destinó 6.700 millones de dólares a los subsidios energéticos, por lo que advirtieron que "el riesgo es que esa aceleración se transforme en un tsunami de subsidios como el que ya enfrentó la economía entre el 2010 y 2015", cuando en julio de ese último año se llegó al pico de 17.000 millones de dólares.

Tras ese proceso, los tarifazos aplicados en el gobierno de Mauricio Macri redujeron los subsidios en un 72%, dando como resultado a fines del 2019 un nivel de 4.700 millones de dólares.

Pero ese esfuerzo soportado por el conjunto de los usuarios parece estar a un paso de haber sido en vano ya que el actual escenario dispara la necesidad de mayores subsidios tanto por el congelamiento de las tarifas, que en el caso del gas suman 25 meses, como por el incremento de las importaciones para cubrir la caída de la producción nacional, en un contexto en el que además, los precios internacionales son elevados.

El congelamiento de las tarifas en un contexto de inflación está disparando los subsidios.

"De continuar la actual política de congelamiento sumergirá al sector y a la macroeconomía en una segunda ola de subsidios, pero esta vez con una economía sin superávits y escasas posibilidades de financiar subsidios de la magnitud del 2015", advirtieron los especialistas en el informe.

Según precisaron la Compañía Administradora Mayorista del Mercado Eléctrico (Cammesa) concentra el 75% de los subsidios energéticos del país, una demanda que choca con el 9% de incremento aplicado en las tarifas de las distribuidoras de Buenos Aires (Edesur y Edenor). Según explicaron "los costos de generación en los últimos 24 meses crecieron 80%, mientras que el precio que paga la demanda solo lo hizo el 5%. De esta forma la cobertura de subsidios pasó del el 32% en abril 2019, a superar el 60% en abril 2021. Lo anterior se traduce en mayores transferencias a Cammesa que, anualizadas, alcanzan los USD 4.800 millones para abril, y crecen un 70% en dólares desde diciembre de 2019".

De acuerdo a la programación de Cammesa "para finales de este año, los subsidios cubrirán el 70% del costo
de generar energía
lo que demandará partidas presupuestarias adicionales no previstas en el presupuesto del orden de los 140.000 millones de pesos", sin contar la estatización de la deuda de las distribuidoras que se debate.

Según los especialistas del Instituto Mosconi "un incremento en el precio de la energía del 40%, tendría un impacto en factura final en el orden del 20% y permitiría una cobertura de subsidios en línea con el previsto originalmente en el presupuesto".

La proyección de subsidios para este año marca que se llegaría a los 10.000 millones de dólares.

En tanto que en el segmento del gas, el panorama es similar. Las subas que se aplicarían el mes que viene generarían un faltante de cerca del 40% del presupuesto asignado (unos 50.000 millones de pesos).

Mientras desde el Instituto Mosconi se advirtió que la iniciativa para segmentar las tarifas según la capacidad económica de cada usuario está prohibida por la legislación vigente, desde la entidad que conduce el exsecretario de Energía de la Nación, Jorge Lapeña, se propuso "la necesidad inmediata de utilizar un criterio de subsidios focalizados en la demanda, descartando los ineficientes subsidios generalizados actuales".

Para eso, destacaron que "una posible solución involucra dos iniciativas: por un lado profundizar y ampliar la cobertura existente con tarifa social utilizando herramientas complementarias de identificación de usuarios beneficiarios; y por otro lado, finalizar con el congelamiento tarifario", un debate que ya llevó al choque entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Advierten que los subsidios a la energía podrían llegar a los 10.000 millones de dólares