Alan Schlenker, ese chico bien…



Ayer, Alan Schlenker habló y lo hizo para explicar su lógica sobre qué son las barrabravas. Una lógica en la que él no encaja, por supuesto. Porque habló para despegarse de la violencia en el fútbol.

El ¿ex jefe? de una de las facciones de “Los Borrachos del Tablón”, describió a los barrabravas como “gente que va a la cancha por intereses económicos y nada más”, al tiempo que resaltó que Adrián Rousseau “era quien manejaba” a la hinchada de River.

Para Schlenker, detenido en la cárcel de Marcos Paz, “la distinción entre un hincha común y un barrabrava es meramente la intención de sacar ventaja económica de un club”. Y él es un hincha común, al menos en su lógica, claro.

Al querer despegarse de su supuesta condición de barrabrava, explicó que es “de clase media y productor agropecuario”, a la vez que dijo pertenecer “a una familia de trabajo”. “Barrabrava es un marginado social que vive de la violencia y hace sus negocios con el club. Eso hay que preguntárselo a Adrián Rousseau, que lo sabe bien. El manejaba toda la información de la barra”, volvió a apuntarle a quien supo ser uno de sus principales laderos en la tribuna.

Además, Schlenker consideró que “La Banda de Gonzalo”, que respondería a Rousseau, le tendió una emboscada a “La Banda del Oeste” el 30 de marzo porque “no quieren tener competencia” a la hora de llevar adelante esos supuestos negocios.

Por último, en cuanto a su permanencia en prisión, dijo ser víctima de “un complot” . “En el caso Acro se está trabajando de manera desigual. Me tienen privado de la libertad sin pruebas, simplemente para sacarme del camino”, se quejó Schlenker.


Comentarios


Alan Schlenker, ese chico bien...