“Algo de desidia”



Permanecí en San Martín de los Andes desde el 1º hasta el 12 del corriente -es la cuarta vez que voy- y observé con mucha pena que hay algo de desidia entre aquellos que han sido “elegidos” para desempeñar una importantísima función. Si bien el ripio es una de las características más notables de la zona, algo autóctono de nuestra Patagonia, casi no recibe tratamientos frecuentes y preventivos para no convertirse en una trampa durante los meses de escasas lluvias.

Verdaderas ollas de finísimo polvo hacen que sólo pasen airadamente las 4×4 y que el resto cabalgue y patine.

El otro tema es que, si bien la costanera quedó muy bonita, la playa del muelle presenta un grave déficit: no tiene baños públicos. No sé si su construcción está contemplada en alguno de los “proyectos” gubernamentales y, de ser así, si han tenido en cuenta por dónde conectarían el sistema cloacal… es de esperar que no sea a través de la obra recién concluida.

No obstante lo expresado, San Martín es “el” lugar donde me gustaría vivir y disfrutar de su clima, sus paisajes, su gente, su gastronomía, su vegetación, sus lagos… todo tan especial y paradisíaco.

Luis O. Venanzi, LE 5.189.716

La Plata


Comentarios


"Algo de desidia"