“Algunos hechos me hacen dudar”



En estos tiempos previos a elecciones escuchamos al gobernador, a los candidatos en campaña y al intendente de Regina, en cuanta inauguración de una placita se lo ve, hablar reiteradamente de democracia y de los derechos del pueblo, discursos que los amnésicos y succionadores de calcetines aplauden a rajatabla. Algunos hechos ocurridos me hacen dudar y pensar que esos discursos son puro verso. Los casos son muchos, pero voy a contar sólo algunos para no abusar de la gentileza de este medio. El personal policial retirado, por efectos de la ley 2989, ganó en primera y segunda instancias el juicio a la Provincia. El entonces gobernador Miguel Saiz apeló ante la Corte Suprema de Justicia, donde descansa el expediente desde hace ocho años, privando a más de mil familias recuperar el dinero que le fue retenido injustificadamente. Este personaje hoy se postula para senador y anda diciendo que “sabe distinguir lo que está mal y lo que está bien”. El 28/8 se presentó en la delegación del Ipross local una comitiva, encabezada por Martín Giliberto, con la misión de desplazar al delegado como si fuera un trapo de piso, sin ninguna resolución que fundamentara los motivos del desplazamiento; un empleado de planta permanente con 40 años de servicio, hijo de una reconocida familia reginense. El gobernador Weretilneck ¿considera este proceder, del cual el presidente del Ipross Fabián Zgaib no es ajeno, como un acto democrático? ¿Sus funcionarios conocen la ley 2938? Siempre en Regina, un contratado municipal, afiliado al PJ, pretendiendo utilizar el derecho que le da la carta orgánica del partido manifestó su deseo de presentar lista para conducir la unidad básica, fue advertido que si lo hacía sería despedido; lo hizo y lo echaron. Todo un ejemplo democrático, para que cualquier afiliado que pretenda osar llevar a internas a un candidato puesto a dedo sepa cuáles pueden ser las consecuencias. El 5/11/13, bajo en Nº 899, ingresamos al Concejo Deliberante una nota solicitando un reconocimiento para un empleado público que cumplió 50 años de servicio y que se ha ganado el aprecio de todos los vecinos que lo trataron. La nota pasó a la Comisión de Sociales, la que a un año aún no pudo dictaminar positiva o negativamente, burlándose así de los 80 vecinos que la firmamos. Como broche de oro, el 13/6/13 fue aprobada por unanimidad la ordenanza de adhesión a la ley provincial 1829, que otorga el derecho de libre acceso a la información pública a toda persona física o jurídica. El intendente Luis Albrieu la vetó, volviendo la misma al CD. Al votarse nuevamente como manda la Carta Orgánica municipal, los cuatro honorables peones, que el barbado mayordomo tiene en el Concejo, votaron en contra. Tengo la libertad de pensar que el que no quiere dar información pública algo está ocultando. ¿El CD es o no un cuerpo colegiado y un poder independiente? Parece que no. Si esto es democracia, yo soy Carlos Gardel, antes del accidente, claro. Alberto Lino Guajardo DNI 7.567.367 Regina

Humberto Guglielmin, DNI 10.401.180 Bahía Blanca


Comentarios


“Algunos hechos me hacen dudar”