Aluminé: Rescataron a un gato montés que cayó en una trampa metálica

El pequeño felino tuvo heridas graves en sus patas traseras y sufrió hipotermia.



Guardafaunas acondicionó un lugar para su rehabilitación. Foto: Gentileza

Guardafaunas acondicionó un lugar para su rehabilitación. Foto: Gentileza

Un pequeño gato montés que quedó atrapado en una  trampa metálica. Dos cepos se prendieron es sus patas traseras.

Durante horas que permaneció allí sin poder moverse en la nieve.

Una vecina del paraje de Abra Ancha encontró al animal y dio aviso a Guardafaunas. Ella las había  colocado para capturar a un Visón Americano que atacaba su gallinero.

El felino es un macho joven muy delgado que se vio forzado a acercarse a asentamientos humanos para buscar comida. La vecina comentó que el Gato Montés ya había atrapado gallinas antes.

Martín Salazar, de la Dirección Provincial de Fauna, la veterinaria de la Reserva Natural Urbana Quilquelil, Carolina Marull y el Director del Museo municipal El Charrúa, Titi Ricciuto,  acudieron al lugar.

El felino tenía graves heridas en sus dos patas traseras y se encontraba en estado de hipotermia. Fue sedado y medicado en el mismo gallinero. Luego fue trasladado a la casa de Ricciuto. Es un lugar  que ha funcionado como refugio de animales silvestres.

Luego de 24 horas, el Gato Montés se comenzó a despertar y a alimentarse. Sin embargo, El pronóstico sobre la motricidad de sus patas traseras es reservado.

Ricciuto explicó que el lugar de rehabilitación es un ambiente confeccionado con elementos de su entorno natural para minimizar el estrés de vivir en un lugar desconocido. Se agregaron  coirones, tierra, piedras y troncos.

Según el estado de su evolución, se evaluará su liberación.   

El pasado domingo comenzó a desplazarse con dificultad debido al estado de sus patas pero con buen ánimo y apetito.  Recorre con curiosidad el ambiente construido para él.

Su parecido a un gato doméstico expresa ternura, sin embargo los cuidadores no acarician al felino porque se trata de una especie silvestre que, para volver a su hábitat natural, no debe acostumbrarse al contacto humano.

Foto: Gentileza

Guardafaunas solicita a los vecinos de parajes rurales que no intenten hacer daño a los animales carnívoros silvestres y que intenten convivir con estos ejemplares. Ellos controlan las poblaciones de roedores, conejos y liebres. Además lasobrepoblación de herbívoros por falta de depredadores puede causar efectos dramáticos en la vegetación, el suelo y el paisaje a través del sobrepastoreo.

Recomendaciones:

1.   Mejorar las instalaciones de los gallineros, tapar todo tipo de agujeros o huecos por donde los carnívoros silvestres no logren ingresar.

2.   No colocar trampas cepo.  Cualquier carnívoro incluyendo nuestras mascotas podrían caer.

3.   No usar venenos ni cebos tóxicos.  Esto representa un peligro en cadena con otras especies que tomen contacto con el cadáver envenenado, incluyendo a las personas.

4.   Si tiene perros puede hacerle la cucha cerca del gallinero, el olor y el ladrido los asusta y no se acercan.

 5.   Los guardafaunas cuentan con una jaula especial que no los lastima.  Luego de capturar estos ejemplares se reubican en zonas donde no generen conflicto. Ante la presencia de carnívoros silvestres pueden comunicarse al número 2942 51 4621


Comentarios


Aluminé: Rescataron a un gato montés que cayó en una trampa metálica