Aplastante en las urnas, Arriaga es candidato a diputado del Frente

Ganó la interna con más del 67% de los votos.



Julio Arriaga consiguió un contundente respaldo en las urnas y desde anoche es el candidato a diputado nacional del Frente para la Victoria en Río Negro.

El ex intendente cipoleño logró un 67 por ciento de los votos, en el marco de una interna signada por la apatía del electorado, donde la asistencia osciló entre el 7 y 10 por ciento del padrón habilitado.

La cifra quedó lejos de la concurrencia lograda en noviembre de 2002 con la elección justicialista que definió el candidato a gobernador. Allí se congregó cerca del 25 por ciento, con más de 32 mil votantes.

Arriaga lograba anoche en toda la provincia cerca de 13.400 sufragios, 10.000 más que el segundo, el diputado nacional Carlos Larreguy.

El gremialista Osvaldo Soliz alcanzaba 3.200 adhesiones.

Respecto de los resultados en las cinco mayores ciudades, Larreguy fue el más cercano al cipoleño en Roca y Bariloche, en tanto que el candidato de las 62 Organizaciones fue segundo en Viedma, Cipolletti y Regina.

De esta manera, el cipoleño Arriaga -acompañado por la barilochense Silvina García Larraburu- confrontará el 23 de octubre esencialmente con el radical Hugo Cuevas.

Con la definición de ayer, el justicialismo abrió la compulsa política con el oficia

lismo provincial.

Por cierto, el gobierno rionegrino ya actuó sobre las debilidades ajenas. Anoche, el senador Miguel Pichetto denunció maniobras gubernamentales de dirigentes justicialistas -hoy funcionarios provinciales- como Julio Barreno de Educación y María Rosa Gil de Trabajo en favor de la oposición interna a Arriaga.

No es menos cierto que el cipoleño también obtuvo favores y aportes del gobierno de Néstor Kirchner, que incluyeron repartos de electrodomésticos en Cipolletti y Bariloche.

 

Aparatos a pleno

 

La jornada electoral no escapó a las habituales prácticas para sumar votantes y -especialmente en las grandes ciudades- no fueron pocos los vehículos alquilados para el traslado de vecinos

Ya clausurado el comicio, los tres candidatos se instalaron en sus comandos de campaña y desde allí palpitaron los resultados. La tendencia en favor de Arriaga fue inmediata y antes de las 20 Arriaga ya festejaba.

"Ganamos porque estamos con la gente", dijo antes de reiterar que no buscará acer

carse a Larreguy o Soliz, sino que sólo dialogará con los afiliados justicialistas que apoyaron a esos opositores (ver pág. 9).

Mientras tanto, la Junta Electoral partidaria -que preside Norberto Storti- seguía anoche con el escrutinio de votos.

El recuento del 70 por ciento de las urnas arrojaba un 67 por ciento en favor de Arriaga, repartiéndose -casi en iguales partes- el restante 33 por ciento entre Larreguy y Soliz.

En la Unidad Básica de Viedma, el senador Pichetto resaltó que la concurrencia rondarían los 30 mil votantes y "no es un número menor" porque "no deja de ser una elección interna". Insistió estar conforme con el número y reiteró que este proceso interno "estuvo más preparado para producirnos desgaste que para elegir un candidato que tenía la mayoría".

Denunció que "el gobierno provincial que se entrometió en el proceso interno ya que apareció con punteros y funcionarios repartiendo alimentos en los barrios". Habló de "una funcionaria de Trabajo" -que luego identificó como María Rosa Gil- y Barreno de Educación, quien "debería estar ocupándose de la reparación de escuelas".

Apostillas

• Remo se borró. El recientemente procesado por las presuntas coimas en el Senado, Remo Costanzo, esta vez no fue a votar. Por años principal protagonista de las definiciones en el peronismo, el dirigente fue esperado en Viedma, pero no apareció.

• Por las dudas...: Integración Rionegrina fue la consultora que se encargó de hacer el boca de urna. Mucha gente dudaba al momento de dar la respuesta a la señorita que se acercaba y le preguntaba: "¿Usted quién piensa que va a ganar?".

• Frío total. Más de un auto contratado llegó tarde a la cita ayer en Roca. La bronca no se disimuló entre los muchachos "K". La explicación, sencilla: ayer fue el día más frío del invierno y no pocos esperaron a calentar el motor antes de salir. Si no, los 100 pesos no rendían.

Análisis: De premios bifurcados

De premios bifurcados

Buen triunfo de Arriaga, aunque con festejo contenido por la reducida concurrencia y por los desafíos pendientes.

El resultado consolida bien al cipoleño, pero el cuadro muestra demasiados vencedores ajenos.

En principio, hay elementos para analizar:

• Para el resultada alcanzaba sólo con la ventaja de Cipolletti. El ex intendente se distanció por más de 2.500 votos. El arriaguismo movilizó y la concurrencia cuatriplicó la última interna del PJ. Cumplió Alberto Weretilneck en los votos prometidos.

• Sorprendió la victoria de Arriaga en Viedma y Bariloche. Dos ciudades que parecían repartirse Osvaldo Soliz y Carlos Larreguy. Aquel -con los gremios estatales- sólo logró medio millar en la capital. Al final, un magro resultado para las 62 Organizaciones, que pretendía su vuelta al escenario político.

• A Larreguy poco aportó su llamado a defender la "mística peronista". No pudo en Roca donde sólo obtuvo un centenar más de votos que en el 2002. Es real que no hubo movilización. Votaron un millar menos. Cuánta responsabilidad tiene Carlos Soria. Seguramente mucha, pues respeta su estrategia: ganar y acumular poder genuino a la espera de su discusión para la gobernación de 2007.

• Los aportes mayores en Viedma a Arriaga fueron del pichettista Pedro Pesatti y, planes mediante, de la agrupación kirchnerista Barrio de Pie.

• En Bariloche sumaron la edil Silvina García Larraburu, el diputado Julio Accavallo y el gremialista Walter Cortés. Es lógico, los dueños del triunfo ya se bifurcan: Pichetto resaltó el rol de su concejal y Arriaga de su diputado.

El senador es otro vencedor, con el peor desafío. Consolidó al candidato, pero debe alinear más al PJ detrás de Arriaga y sumar socios contra la UCR, que ya juega con las debilidades ajenas.

Por eso, el Frente no tiene mejor ocasión que ésta para saber que un triunfo y el poder otorga más obligaciones y cuidados que privilegios y festejos.

Notas asociadas: Cómo se construyó el triunfo en cada una de las localidades Criticado por todos, utilizado siempre, el aparato pesó Baja participación y derrota  

Notas asociadas: Cómo se construyó el triunfo en cada una de las localidades Criticado por todos, utilizado siempre, el aparato pesó Baja participación y derrota  


Comentarios


Aplastante en las urnas, Arriaga es candidato a diputado del Frente