Argentina emergente, una calificación extemporánea

La noticia era esperada en el 2017 pero llegó este año, de la mano del apoyo del FMI. En términos prácticos implica un mejor posicionamiento de los activos financieros argentinos, menos riesgo país y la posible llegada de inversiones.

1
#

Ascenso. La firma global de calificación financiera puso a la Argentina en la categoría “mercado emergente”.

2
#

Optimismo. El ministro de Hacienda celebró la recategorización de Argentina.

Casi una década demoró Argentina para regresar al club de los países considerados “emergentes”. Una categoría que el país había perdido en el año 2009, cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner restringió el movimiento de capitales, una condición que los mercados financieros consideran fundamental.

Quien realiza la categorización de países, es la firma global Morgan Stanley Capital International (MSCI). Para catalogar un país como emergente, se considera la performance general de la economía nacional, y el grado de apertura económica y financiera. El proceso utilizado para la calificación de los países, dura un año. El indicador publicado por MSCI, es uno de los principales elementos que observan los inversores internacionales.

Paradójicamente, Argentina quedó a las puertas de la re categorización en 2017, un año en que los indicadores macro económicos del país verdaderamente mostraban signos positivos que hubieran justificado el ascenso.

La noticia llegó sin embargo en 2018, en medio de la zozobra cambiaria, la incertidumbre por el mediano plazo, la salida de inversores, y el pedido de ayuda al FMI. Fue precisamente la llegada del organismo multilateral, lo que terminó inclinando la balanza a favor de Argentina.

En términos prácticos, la noticia implica que los grandes fondos de inversión global, podrán ahora incluir papeles argentinos en la conformación de sus carteras, algo que por estuto, no pueden hacer con los países calificados como “mercado de frontera”. El beneficio alcanza no solo a los bonos de la deuda soberana nacional, sino a las empresas argentinas que cotizan en New York mediante ADRs.

La ‘confianza’, algo de lo que el Presidente Macri ha hecho una bandera, es otro de los valores agregados que acerca la nueva calificación. Es de esperar que las calificadoras de riesgo global acompañen la decisión de MSCI reduciendo el ‘riesgo país’ y por consiguiente, el sobre costo que debe pagar Argentina a la hora de colocar deuda en los mercados globales. Desde el gobierno, no tardaron en festejar. Consideran que la categoría de emergente es una excelente señal a los mercados y se entusiasman con la llegada de capitales.

Sin embargo, los beneficios concretos de la noticia dada a conocer el último miércoles, tardarán en llegar. La incorporación de la nueva categoría en los índices financieros, se ve reflejada recién en 2019, y la llegada de capitales, no será inmediata.

Por el contrario, lejos está de cambiar el panorama respecto a los problemas estructurales de la economía. La presión sobre el tipo de cambio, el impacto de la devaluación en los precios, el freno en el nivel de actividad, difícilmente mejoren por el solo hecho de ser “emergentes”. Una categoría valiosa a largo plazo, que en la región ostentan Brasil, Chile, Colombia México y Perú, a la que habrá que sumar gestión política y económica interna, si la intención es capitalizar los beneficios.

La recalificación abre potenciales inversiones y reduce el riesgo país, pero no soluciona ninguno de los problemas estructurales.

Datos Argentina emergente

“Esto significa volver después de diez años a un lugar del que la Argentina se había ido sólo por la aplicación de malas políticas”.

Nicolás Dujovne,ministro de Haciendade la Nación

Datos

La recalificación abre potenciales inversiones y reduce el riesgo país, pero no soluciona ninguno de los problemas estructurales.
La inclusión de Argentina como país emergente en los indicadores surtirá efecto a partir del 2019.
Las estimaciones indican que podrían llegar nuevas inversiones por un monto entre u$s 3.000 y 5.000 millones.
Se espera que calificadoras de riesgo reflejen la noticia con una baja del riesgo país.
“Esto significa volver después de diez años a un lugar del que la Argentina se había ido sólo por la aplicación de malas políticas”.

Temas

Economía

Comentarios


Argentina emergente, una calificación extemporánea