Argentina rechaza maniobra naval en Malvinas

Londres enviará un moderno buque. El país critica que se militarice el conflicto



#

El navío de guerra posee uno de los sistemas de radares más sofisticados del mundo, para repeler eventuales ataques aéreos.

Archivo

BUENOS AIRES (DyN).- El Reino Unido anunció que enviará a fines de marzo uno de sus más modernos buques de guerra a las Islas Malvinas, mientras que la Argentina ante tal anunció expresó su rechazo a “militarizar” el conflicto y volvió llamar a los ingleses a “negociar” en forma bilateral como piden las Naciones Unidas. La Cancillería Argentina también “lamentó” que el príncipe William arribe en febrero a las Islas Malvinas “con el uniforme del conquistador y no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo entre las Naciones”, señaló el ministerio anticipándose al viaje del heredero de la corona británica para cumplir una misión militar de seis semanas en las islas. El anuncio del envío de la nave de guerra se realizó en el contexto de una escalada verbal entre los gobiernos de la Argentina y Gran Bretaña y a pocas semanas del trigésimo aniversario de la guerra entre ambos países. Ante esto, el gobierno expresó su rechazo al intento británico de “militarizar un conflicto sobre el que las Naciones Unidas han indicado en numerosas ocasiones que ambas naciones deben resolver en negociaciones bilaterales”. El Palacio San Martín subrayó que “los gobiernos deben evitar la tentación de incurrir en discursos que transformen el patriotismo en patrioterismo con el objeto de distraer la atención pública de políticas económicas de ajustes en un contexto de crisis estructural y alto desempleo”. La información del envío de la nave de guerra fue dada por el Ministerio de Defensa británico en un comunicado donde señaló que se trata de un “despliegue de rutina” para reemplazar “otro buque de patrulla” en la zona. Fuentes de la Armada británica dijeron que el envío del buque servirá para que “Argentina tome una pausa y reflexione” sobre su reclamo para que Londres acepte negociar la soberanía del archipiélago. Desde el gobierno de Gran Bretaña el secretario de Asuntos Exteriores, Jeremy Browne, ratificó que “no es negociable” la soberanía en las Islas y reiteró su negativa a dialogar tal como lo estableció Naciones Unidas. “Vamos a seguir los pasos necesarios para garantizar la seguridad de los kelpers”, advirtió. El “HMS Dauntless”, que reemplazará a la fragata “HMS Montrose” a fines de marzo, es un destructor de clase 45 que entró en servicio en 2010, transporta 48 misiles antiaéreos Sea Viper y puede llevar helicópteros de tipo Chinook. El diario conservador Daily Telegraph aseguró que es el “más avanzado” del mundo en cuanto a equipamiento para repeler ataques de aviones y que “tiene un radar Sampson, que es más avanzado que el que controla el aeropuerto de Heathrow”, el principal del Reino Unido . “Puede derribar aviones argentinos en cuanto despeguen de sus bases”, remarcó una fuente naval.


Comentarios


Argentina rechaza maniobra naval en Malvinas