Bonadio procesará a Cristina en la causa de los cuadernos

En las próximas horas firmará su prisión preventiva y desafuero. La acusa de ser jefa de una asociación ilícita. En paralelo, la expresidenta será indagada el martes por la “Ruta del dinero K”.

15 sep 2018 - 23:30

Nadie, ni en Comodoro Py ni en el entorno de Cristina Kirchner, duda de que el juez Claudio Bonadio la procesará pronto en la megacausa de los Cuadernos de las coimas. Como Bonadio es más flexible que otros de sus colegas en lo que a tiempos se refiere, la cuestión ahora es cuándo, pero se especula con que se produciría esta misma semana, incluso en las próximas horas. En paralelo, luego de un pedido expreso de la Cámara Federal, la ex presidente deberá presentarse este martes ante el juez Sebastián Casanello para prestar declaración indagatoria en la Ruta del dinero K, caso por lavado en el que está detenido Lázaro Báez. Fernández de Kirchner afronta a esta altura siete causas pesadas, con el blindaje de los fueros del Senado frente a cualquier pedido de detención.

En rigor, en el ambiente judicial, tras la impresionante seguidilla de empresarios y ex funcionarios arrepentidos, se esperaba que Bonadio tomara la decisión durante las últimas dos semanas. Pero quedaban algunas resoluciones pendientes: este jueves la Cámara Federal confirmó al juez al frente de la investigación al rechazar la recusación de Oscar Parrilli, y ya no quedan planteos de relevancia fuera de alguna queja de la defensa de la ex mandataria.

El juez Bonadio la procesaría como jefa de una asociación ilícita, con prisión preventiva, y pedido de desafuero, que el PJ en el Senado ya confirmó que no otorgará basándose en los criterios utilizados por ejemplo con el ex presidente Carlos Menem. Sería el sexto procesamiento para la ex mandataria, tres de ellos en causas con elevación a juicio oral, uno con pedido de detención. Sólo un juicio oral tiene fecha: el próximo 26 de febrero empezará a ser juzgada por el direccionamiento de la obra pública al empresario Lázaro Báez.

En base a los allanamientos por la causa de los Cuadernos, Bonadio abrió esta semana tres nuevas causas por los objetos encontrados en las propiedades de la ex presidente: documentos históricos (como una carta de San Martín a O’Higgins), un antiguo bastón presidencial y supuestas carpetas con informes de inteligencia sobre Sandra Arroyo Salgado (ex esposa de Alberto Nisman), el espía Jaime Stiuso y el mismo Bonadio. El abogado de la ex mandataria asegura que nada de eso fue encontrado en su casa, salvo un bastón antiguo, que la familia Cámpora le regaló a la ex presidente.

Tras la homologación del acuerdo con Ernesto Clarens como imputado colaborador, la causa de los Cuadernos ya acumula 19 los arrepentidos y 15 detenidos. Puede hablarse de tres momentos significativos de la investigación. Primero, una tanda de empresarios arrepentidos que admitieron haber pagado coimas, pero dijeron que se trató de aportes ilegales de campaña. Segundo, la declaración del jefe de la Cámara de la Construcción, Carlos Wagner, que reveló la existencia de un sistema de corrupción permanente apoyado en la cartelización de la obra pública, que superaba largamente los supuestos aportes de campaña. Y tercero, ex funcionarios arrepentidos, como Claudio Uberti y José López, que confirmaron y ampliaron la maquinaria de cobro de coimas dentro del gobierno, y señalaron a Néstor y Cristina como máximos responsables.

En la misma línea, fue considera sustancial la declaración de Clarens, financista vinculado a la familia presidencial, que aportó las listas detalladas de empresas que debían pagar coimas. Sostuvo que esas nóminas eran supervisadas por la entonces presidenta.

Mientras espera la resolución de Bonadio, Cristina tendrá que volver a Comodoro Py, pero por otra causa. Casanello demoró cinco años en concluir la instrucción de la investigación por la Ruta del dinero K y enviarla a juicio oral: comienza el 30 de octubre. En cinco años, y a pesar de tres pedidos de la Cámara Federal, el juez jamás incluyó a Cristina en la investigación por lavado, a pesar de que el fiscal Guillermo Marijuan la consideró coautora de las maniobras de lavado. Con la causa ya con elevación a juicio, la Cámara convirtió en orden los últimos tres pedidos y Casanello llamó a la ex mandataria a indagatoria: será este martes.

Tres posibles desenlaces luego de la indagatoria que, como suelen las de Cristina, no dará nada nuevo al juez para avanzar en la causa. El magistrado tendrá en principio diez días para definir la situación procesal de Cristina. Puede absolverla, procesarla o dictar la falta de mérito. En el primer caso podría apelar el fiscal, en el segundo la defensa, y en el tercero el juez podrá tomarse más tiempo para tomar una decisión más definitiva.

Con el juicio oral a punto de comenzar, a pesar de los pedidos de demora hechos por el detenido Báez ante un eventual procesamiento de la ex mandataria, todo indica que debería armarse otro proceso oral paralelo. Pero, aunque a veces los jueces obran de formas misteriosas, nada indica que Casanello vaya a tomar, tras una indagatoria, una decisión que iría en contra de las de sus últimos cinco años de trabajo. ¿La indagatoria? Una mera formalidad, según la defensa de Cristina Kirchner.

Image
Image
Dalbón: “Ya no hay Estado de derecho”

P-Ve inminente el procesamiento de Cristina por los Cuadernos?

R- De las fotocopias. Sin dudas, es algo que Bonadio hará a pedido del Ejecutivo. Tampoco podemos estar en la cabeza de una persona con tan poco coeficiente intelectual jurídico para adivinar, pero probablemente lo saque un lunes, jueves o viernes, días que puede tener mayor repercusión pública, y pueden marear a la sociedad de lo que sucede en la economía. Tiene un enamoramiento con los medios, imagino las paredes de su cuarto llenas de paginas de diarios con sus procesamientos, como un psicópata sin culpa por procesar inocentes y meter presa gente sin resolución. Ya no existe el Estado de derecho, no se encierra a personas y se las tortura para que “canten”.

P-¿Los arrepentidos que la señalan, lo atribuye a presiones?

R- Ninguno, ninguno la señaló. No hay ni una vinculación directa, nadie la vio, nadie estuvo, salvo Centeno que la vio en jogging en Olivos, algo irreal, nadie le entregó dinero, nadie estuvo con ella. Ninguna declaración la vincula directamente. Estamos muy tranquilos. Hablan de Néstor, de De Vido, de Baratta, Clarens habla de empresas, nadie menciona que le dio plata a Cristina.

P-¿Pero ni siquiera como conocedora de todo esto?

R-No, no, la única que puede decir si conocía o no lo que manifestaron los arrepentidos es ella. ¿Quién puede decir que lo conocía si no es ella? Eso es un dicho de alguien que debe ser probado, y la verdad que los dichos de los arrepentidos bajo la presión que ejercieron el juez y el fiscal Stornelli, distan mucho de poder comprobarse después en un juicio oral. Aseguro que esto en un juicio oral termina con la nulidad absoluta de la causa.

P- Pero también señalan como direcciones en las que dejaban el dinero las casas de Cristina.

R- Sí, claro, pueden decir lo que quieran, el tema es que tienen que probar fechas, horarios, si Cristina estaba, si estaba al tanto, todo improbable. Y es mentira además, porque no era la presidenta de la obra pública, era la presidenta de Argentina, no tenía grado de alcance a las licitaciones, a nada de lo que estos arrepentidos dicen. Nadie puede señalar directamente a Cristina. Si tuviera la mínima duda de que es inocente no estaría al lado de ella.

Bonadio procesará a Cristina en la causa de los cuadernos
Gregorio Dalbón, abogado de Cristina Kirchner.
Sabsay: “Los jueces están siendo observados”

P-¿Ve un punto de inflexión en la causa de los cuadernos o una más atada a los vaivenes de la política?

R- No, no es una causa más. Para empezar, es la primera vez que vemos a empresarios, y qué cantidad, juzgados y presos, y arrepentidos dando datos. No recuerdo otra megacausa de corrupción así: es importantísima por la cantidad de personas que involucra, empresas y de sumas incalculables, miles de millones de pesos.

P-¿Un cambio real en la Justicia?

R- Por lo pronto es mucho más veloz, aún en cambios de gobiernos pasados, siempre se condenó a uno o dos, y después de años. Y no puede dejarse de ver que el primo del presidente quedó involucrado, y su ex empresa.

P- ¿Condicionará a los que vengan o es siempre para atrás?

R- Espero que sí. Lo más positivo es que la sociedad está presionando mucho y los jueces se dan cuenta. No pasó nunca antes que un tema así le importara tanto a la sociedad: tiene la enorme capacidad de manifestarse. La Justicia es uno de los temas que más preocupa a la gente, y que no quepa la menor duda que los jueces están siendo observados. Y sus privilegios.

P-¿Qué puede esperarse de la auditoria de la Magistratura sobre los jueces federales?

R-Saldrán cosas sumamente negativas para muchos. Por ejemplo, que el atraso en las causas fueron productos de maniobras, cajoneos, que no producían la prueba que debían producir. Que las causas que prescribieron fueron culpa de los mismos jueces y hecho adrede. En la Justicia Federal sólo son elevadas a juicio el 4 o 5% de las causas. Imagínense.

P- Se habló mucho de persecución política estos meses.

R- Cuando una persona acusada no tiene cómo defenderse, acude al argumento de la persecución. Como funcionarios, les viene regio la persecución “política”. Fue la misma excusa de los jefes del último proceso militar. Decían que había persecución política, en manos del marxismo o de guerrilleros que ellos habían vencido, bla, bla. Pero no iban sobre el punto por el cual habían sido acusados. ¿Qué pueden decir? Si las mismas personas involucradas reconocen que daban coimas, que iban a los presidentes.

Bonadio procesará a Cristina en la causa de los cuadernos
Daniel Sabsay, abogado constitucionalista, profesor (UBA).
Buenos Aires

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.