Cuadernos de la Corrupción: Los vínculos en la región de los empresarios arrepentidos

Dos de los cuatro arrepentidos han trabajado en millonarios proyectos en la zona.

09 ago 2018 - 16:28

Suena llamativo. De los cuatro arrepentidos en la causa de los “Cuadernos de la Corrupción”, dos han trabajado en millonarios proyectos en la región.

Juan Carlos De Goycoechea, al frente de Isolux Argentina, una la empresa facturó en el país durante 2016 cerca de 300 millones de dólares, fue un asiduo visitante de las tierras norpatagónicas durante las gestiones presidenciales del matrimonio Kirchner.

De Goycochea manejó parte de los acuerdos para el financiamiento y puesta en marcha de la central Salto Andersen en Río Colorado. La inauguración fue a mediados de 2011 con la presencia del empresario junto al gobernador de aquel entonces, Miguel Saiz. Su construcción levó una inversión cercana a los 20 millones de dólares y existieron varias denuncias sobre presuntos sobreprecios en su ejecución.

Cuadernos de la Corrupción: Los vínculos en la región de los empresarios arrepentidos
Saiz fue el gobernador cuando se hizo la inauguración de Salto Andersen. (Foto: Archivo)

Pero De Goycoechea incursionó en Río Negro. Pampa Energía contrató a Isolux para la instalación de una turbina destinada a ampliar la central térmica de Loma de la Lata, en Neuquén. Pero las cosas no resultaron como se preveían y la turbina resultó dañada y generando menos potencia que la esperada.

Marcelo Mindlin, titular de Pampa Energía, inició juicio a Isolux por 100 millones de dólares. La disputa surgió a raíz de la potencia de la turbina, que denunciaron tenía un 70% menos de la capacidad que le habían solicitado y habría sido entregada por fuera de los tiempos estipulados en el contrato. Con la firma de De Goycoechea, Isolux acordó el pago de 50 millones de dólares para sortear el conflicto.

Días atrás estuvo en el país el ex titular de Isolux Corsán (dueña de Isolux Argentina), Luis Delso, un empresario español investigado por hechos de corrupción en el país ibérico quien tuvo una estrecha relación con la Argentina. El fundador y ex dueño de la empresa Isolux Corsan forjó vínculos con dos ex funcionarios kirchneristas que están en la mira de los jueces y fiscales de los tribunales de Comodoro Py: Julio De Vido y Ricardo Jaime.

El otro arrepentido, Armando Loson, presidente de la empresa Albanesi, es el empresario se acogió al régimen del “imputado colaborador”. El acuerdo se firmó este miércoles por la tarde y se espera la homologación del juez Claudio Bonadio para que obtenga la excarcelación.

El grupo Albanesi aterrizó en Río Negro, en agosto de 2011, con la compra de una central térmica ubicada en el norte de Roca propiedad de la firma Turbine Power. Por aquel entonces pagaron cerca de 25 millones de dólares para cerrar la operación. Los nuevos dueños prometieron poner en funcionamiento nuevamente la usina con más inversiones. Loson estuvo innumerables veces en la región, pero siempre fue un empresario de muy bajo perfil.

“Yo estuve reunido con (Guillermo) Moreno en tres o cuatro oportunidades y a mí Moreno me lo dijo bien claro. ‘Armando, si hacés las cosas bien, no tenés ningún problema. Quiero que ustedes hagan la importación de las cosas’. Le dije ‘Guillermo, nosotros estamos trayendo el rotor de Roca que no puede perder tiempo porque es de vida o muerte, si no ponemos el rotor no podemos seguir, tenemos la máquina abierta’. Me dijo ‘presentá la solicitud y yo en 48 horas te la apruebo’. Dicho y hecho, me la aprobó en 48 horas y entramos el rotor haciendo todos los trámites”, le dijo en 2013 a “Río Negro” Armando Losón, que heredó hace 42 años de la empresa que fundó su abuelo hace poco menos de un siglo.

Redacción Central.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.