La Justicia investiga negocios entre YPF y firmas vinculadas a Pereyra

El fiscal federal Rívolo impulsó la acción tras una denuncia del diputado neuquino Leandro López. Se basa en la serie de investigaciones de “Río Negro”.

Ayer el juez Rodríguez ordenó un procedimiento en las oficinas de la petrolera estatal en Puerto Madero, en procura de documentos.

26 abr 2018 - 00:00

La amplia investigación de “Río Negro” sobre negocios millonarios atribuidos al jefe gremial petrolero y senador Guillermo Pereyra llegó a Comodoro Py. El fiscal federal Carlos Rívolo impulsó una denuncia, y ya se ordenó a YPF –una de las mayores benefactoras de empresas que se sospechan vinculadas al gremialista– que entregue documentación de los contratos realizados desde la época del kirchnerismo.

Rívolo tomó como base una denuncia formulada por el diputado nacional neuquino del PRO Leandro López, que incluyó profusa información publicada por este diario. El fiscal promovió la causa, que recayó en manos del juez federal Luis Rodríguez. Éste ordenó ayer un procedimiento en las oficinas de la petrolera estatal en Puerto Madero.

“Río Negro” publicó durante varias semanas la investigación “El jeque petrolero” de los periodistas Ítalo Pisani y Javier Lojo, que reveló la existencia de múltiples empresas creadas por los familiares de Pereyra orientadas a nichos del negocio hidrocarburífero, así como los vínculos del sindicalista con empresarios clave del sector petrolero, como Claudio Urcera. Asimismo dio a conocer el millonario negocio de las mantas oleofílicas, por el cual YPF pagó a una firma apadrinada por el gremialista más de $2.000 millones.

Urcera también investigado

El portal Infobae accedió a detalles de la causa impulsada por Rívolo, que procura ahora medidas de prueba. Señala que en el requerimiento de instrucción “se describe un entramado de empresas que hizo negocios con YPF mientras el propio Pereyra era integrante del directorio de la compañía estatal”.

Precisa que entre las firmas bajo investigación se encuentran varias creadas por el empresario cipoleño Claudio Urcera, en cuyos directorios aparecen familiares de Pereyra, como es el caso de la compañía VDN S.A, dedicada al transporte de crudo y combustibles. Concretamente figuraron como accionistas la hija de Pereyra, Paola, y su ex esposa Norma Martínez, tal como dio a conocer este diario.

La firma VDN, que recibió contratos por parte de YPF, es para el fiscal Rívolo “una muestra de cómo Pereyra estaba en ambos lados del mostrador”.

Añade que “el dato más revelador y que nos lleva a sospechar sobre la ilicitud de los vínculos de la empresa VDN S.A con YPF es que el 4 de junio de 2012 se designó a Guillermo Juan Pereyra como director suplente de YPF. Es decir que mientras el nombrado tenía ese cargo, la empresa cuyo directorio integraban su ex mujer y su hija -VDN S.A- recibía fondos directos de la propia YPF, y aún lo haría”.

Según el fiscal, citado por Infobae, “tampoco puede descartarse que la cantidad de sociedades de las que son titulares sus familiares y la Fundación Científica del Polo Sur le hayan servido a Pereyra como vehículo para el retorno del dinero con el que beneficiaba a empresas amigas desde YPF”. Asocia esta sospecha al incremento patrimonial que registró Pereyra.

Los jugosos contratos de las mantas y firmas de los familiares del senador

Los sucesivos trabajos de investigación de “Río Negro”, publicados desde mayo de 2017, demuestran cómo un selecto grupo de empresarios, gremialistas y políticos, vinculados estrechamente entre sí y con suficiente poder e influencia, no perdieron oportunidad de participar de cuanto nicho económico existe alrededor de la actividad hidrocarburífera y lograron direccionar los negocios hacia determinadas empresas, en gran medida YPF.

Además de las sociedades de familiares de Pereyra (su ex esposa y sus hijos Martín, Flavio y Paola), este diario investigó a Real Work, la empresa de mantas oleofílicas con estrechos vínculos con el senador Guillermo Pereyra. Reveló las gestiones personales del gremialista por procurar que YPF la beneficie con contratos casi monopólicos.

En la investigación se puso al desnudo que la petrolera estatal pagó a Real Work, durante al menos cinco años, decenas de millones de dólares, pese a que cuestionaba la utilidad y calidad de las mantas.

Negocios muy cercanos
130 millones
de dólares obtuvo en cinco años la empresa de mantas oleofílicas Real Work, sólo en contratos con YPF.
12
empresas crearon los familiares directos del senador Pereyra, orientadas al negocio hidrocarburífero y el gremio.
Buenos Aires

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.