Arroyo debería ir a juicio, pero pronto tendrá fueros

Elevaron la causa por desobediencia judicial contra el exministro de Desarrollo Social y futuro legislador.

#

El futuro legislador oficialista está acusado de demorar un informe que pidió la Justicia.

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- El exministro de Desarrollo Social de Río Negro Ricardo Arroyo deberá enfrentar un juicio por el delito de desobediencia judicial. La causa se inició por la demora en la entrega de información que había sido requerida por un fiscal de Viedma, en el marco de la investigación de hechos de presunta corrupción de menores. De todas maneras, la pronta realización de esas audiencias está en duda, porque el dirigente de Lamarque asumirá el 10 de diciembre como legislador provincial y desde entonces contará con fueros. El juez penal Favio Igoldi decretó clausurada la instrucción y elevó a juicio la causa en la que está procesado Arroyo desde mayo de este año, bajo la imputación de desobediencia, y en momentos en que se desempeñaba en aquel organismo provincial. El magistrado consideró que el entonces funcionario habría incumplido una orden judicial requerida por el fiscal Hernán Trejo a fines de marzo de 2015, donde solicitaba información, otorgándole para ello un plazo de tres días para su cumplimiento, y bajo apercibimiento de desobediencia judicial. La misma se correspondía con una causa por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público por falta de resguardo a las menores que estaban bajo su tutela y que habrían sido víctimas de corrupción de menores. La orden judicial impartida consistía en la reiteración de un requerimiento no respondido por Arroyo, realizado por el mismo funcionario judicial en diciembre del año pasado en el expediente referenciado, del cual se había notificado personalmente, habiéndose otorgado un plazo de cinco días para dar respuesta a partir de su notificación. “Teniendo en cuenta que Arroyo se notificó de la orden judicial impartida personalmente el día 30/03/2015 tuvo el plazo de tres días para contestar lo requerido por el Fiscal, lo que no ocurrió en tiempo”, sostuvo el juez. Además la Sala B de la Cámara en lo Criminal de Viedma confirmó el procesamiento dictado por Igoldi, teniendo en cuenta el tiempo transcurrido sin respuestas de parte del entonces ministro. “El fiscal, en el mismo marco investigativo a su cargo, intimó al imputado a que cumpla con el requerimiento. Esta vez –y pasados tres meses– le otorga tres días, bajo apercibimiento de incurrir en el delito de desobediencia. Se libra cédula, la que es recibida el 30 de marzo de 2015 por Arroyo.” Ahora será la Cámara en lo Criminal la que tendrá a cargo la continuidad del trámite que inició el camino hacia el juicio.

Río Negro


Comentarios


Arroyo debería ir a juicio, pero pronto tendrá fueros