Bariloche sale al ruedo a promocionar su oferta académica

La muestra de las 50 carreras de universidades e institutos terciarios públicos en Bariloche estará disponible a partir del miércoles, en formato presencial y virtual.




Casi 50 carreras de universidades e institutos terciarios públicos están disponibles la ciudad, según quedará expuesto en detalle durante la muestra que se realizará a partir del miércoles y fue presentada hoy por el intendente Gustavo Gennuso, junto a los directivos de las instituciones educativas. 

Gennuso dijo que “son tiempos en los que la educación tiene que llegar más que nunca a todos lados” y valoró que los jóvenes en situación de decidir su futuro tengan “toda la información” para decidir. La muestra va por su cuarta edición y tendrá esta vez un formato mixto -virtual y presencial-, a diferencia del año pasado cuando fue enteramente por internet. 

El vicerrector de la UNRN en la sede Andina, Diego Aguiar, dijo que la modalidad elegida para la muestra será de algún modo un anticipo de las cursadas del año próximo, cuando las universidades prueben un mayor acercamiento a la “normalidad”, con la aspiración de que “se pueda cursar mayormente presencial”

La muestra de educación superior pública de Bariloche se difundirá por streaming, pero para quienes no cuenten con conectividad tendrá también una variante disponible en la Casa del Deporte, que fue facilitada por el municipio. 

Allí se montará entre el miércoles y el viernes una pantalla gigante para reproducir las charlas y exposiciones en vivo, con participación abierta para realizar preguntas. También habrá stands de las distintas instituciones. Además de la UNRN y la Universidad del Comahue estarán presentes en la muestra el asentamiento local e la Universidad Tecnológica Nacional, el Instituto Balseiro, el Instituto de Formación Docente Continua y el Instituto de Enseñanza Técnico Profesional, que brinda carreras de hotelería y turismo.

Aguiar dijo que la Universidad de Río Negro aumenta año tras año su grilla de carreras y desde 2021 comenzó a ofrecer también ingeniería en computación, a la que definió como un acompañamiento a la “matriz tecnoproductiva” que busca desarrollar Bariloche. 

Señaló que la continuidad de las clases virtuales como alternativa, al menos para los contenidos teóricos, es una facilidad que se va a mantener,dado el interés de muchos estudiantes que de esa forma pueden “evitar traslados desde otras ciudades”, con un ahorro significativo en viajes y alquiler. 

El decano del CRUB, Marcelo Alonso, destacó que Bariloche “tiene una inmensa variedad de carreras”, incluidos varios profesorados, tecnicaturas, licenciaturas y también una buena oferta de doctorados. La UNRN recibe un promedio de 1.000 ingresantes anuales en su sede barilochense y el asentamiento de la UNCo inscribe entre 600 y 750 por año, con preferencia mayoritaria por las carreras de Enfermería y Educación Física.

La UTN alberga unos 400 estudiantes y registra alrededor de 200 ingresantes cada año. Alonso dijo que el 2020 y 2021 “han sido años muy difíciles” y que todavía están a la espera de lo que resuelva el ministerio de Educación sobre las reglas para recuperar el año próximo una dinámica académica más cercana a lo tradicional, con profesores y estudiantes en las aulas. 

La directora del Centro de Formación Docente de Bariloche, Viviana Rancagno, expuso este lunes en la muestra a que la asistió el intendente Gustavo Gennuso. (Foto Alfredo Leiva)

Los organizadores de la muestra destacaron que hasta 2019 participaban unos 1.000 interesados (todos en presencia) mientras que el año pasado, al ser virtual, fueron 3.500 de todo el país. Por eso este año decidieron mantener la difusión por redes. 

Alonso refirió sin embargo que -a pesar de la vuelta de las clases y exámenes presenciales-, nada volverá a ser como antes y la virtualidad “llegó para quedarse”. 

Consultado luego por este medio, Alonso dijo que el último fue un año “muy demandante” y que la adaptación a lo que viene requerirá inversiones, por ejemplo para montar “aulas híbridas”, que permitan difundir en tiempo real las clases presenciales y también regular los aforos, que no serán todavía del 100%, de modo que la menor capacidad de las aulas obligará a aguzar el ingenio. Alonso señaló que una de las posibilidades es que los estudiantes puedan cursar los teóricos desde sus localidades de origen (si no residen en Bariloche) y viajar en algún momento del año solo para las prácticas. Algo que era impensable antes de la pandemia. 

La información sobre estas cuestiones será ampliada a partir del miércoles durante la muestra, afirmó Alonso. Viviana Rancagno, directora del IFDC, dijo que la muestra es muy importante para unificar las propuestas de educación superior y también destacó la realización de “actividades interinstucionales de construcción de conocimiento”.


Comentarios


Bariloche sale al ruedo a promocionar su oferta académica