Bariloche teme que lleguen varios meses de problemas

Las clases en todos los niveles fueron suspendidas y también los turnos programados en el hospital.

#

Desde la playa Centenario, en el lago Nahuel Huapi, el espectáculo del volcán se veía fantástico. Gentileza @Dany_Salazar_

Volcán calbuco

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Con curiosidad y expectativa observaron los vecinos el crecimiento del gran hongo de ceniza sobre el oeste. El clima se presentó magnífico, sin viento, temperatura agradable y el lago planchado. Pero en todos, lentamente, se encendió la luz de alarma, ya que confirmada la explosión del volcán Calbuco muchos recordaron el mes de junio del 2011, cuando entró en erupción el volcán Puyehue. “¡Oh no, otra vez vamos a estar cubiertos de cenizas!”, lamentó un padre, con un bebé, mientras abandonaba junto a su esposa el supermercado Changomas.

“Vamos a mantener la calma. Ya vivimos la experiencia del 2011, no debemos salir a comprar agua, ni alimentos y barbijos en forma desesperada”, recomendó.

Desde la playa Centenario, en el barrio Ñireco, el espectáculo del hongo sobre la cordillera se vio fantástico. En alguna medida, parecía una película y había decenas de personas filmando y mirando. En primer lugar se cubrió el volcán Tronador y luego la nube fue avanzando sobre el cielo del Catedral, López y Capilla. La ausencia de viento permitió que el hongo se agrandara lentamente, a medida que se ponía el sol.

Esta fue una de las primeras diferencias con la explosión del volcán Caulle Puyehue, que tuvo lugar en una tarde de mucho viento del oeste, con lo cual el cielo se cubrió rápidamente y a las pocas horas ya caía ceniza sobre la ciudad. También llegó una tormenta eléctrica de altura, con rayos y relámpagos, que generaron pánico en numerosos hogares.

Otra diferencia con el 2011 fue el rápido accionar de las autoridades. Desde el municipio se convocó al Comité de Emergencia y hacia las 20 la intendenta, María Eugenia Martini, anunció las primeras medidas. Asimismo, el gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck y parte de su gabinete confirmaron que viajan a Bariloche donde permanecerán “todo el tiempo necesario”.

Clases suspendidas

Las clases en todos los niveles fueron suspendidas y también los turnos programados en el hospital, de modo que sólo se atenderán emergencias. Asimismo, quedaron suspendidas todas las actividades dependientes del área de Deportes y Cultura de la municipalidad y las judiciales. El Superior Tribunal informó anoche que “comunicará oportunamente la adopción de futuras medidas” en función de la evolución de la situación.

Se cancelaron también los vuelos al aeropuerto, pero las rutas permanecerán transitables y no habría posibilidades de desabastecimiento. Los servicios públicos como electricidad, gas y agua potable están garantizados.

Todas las fuerzas de seguridad provinciales y federales dispondrán un operativo especial, indicó la intendenta y señaló que hay barbijos y antiparras para las fuerzas, el personal sanitario y agentes que trabajen en la emergencia. Además hoy se dispondrá para los vecinos que lo requieran. Respecto del combustible, por el momento no se dispuso un cupo de venta y sólo se pidió a las expendedoras que reserven parte para las ambulancias, patrulleros y otros móviles oficiales.

Martini pidió calma a los vecinos y no hacer compras desesperadas. No obstante, centenares de automóviles se agolparon en las estaciones y en algunos supermercados.


Comentarios


Bariloche teme que lleguen varios meses de problemas