Bariloche recibe la última oleada de estudiantes del 2018

Mañana comienzan a llegar los que pasan las Fiestas en viaje de egresados. Noviembre fue el mes de los chicos chilenos, cuya afluencia se mantiene estable; no así el turismo joven argentino.

07 dic 2018 - 07:22

Cerca del ideal que se propusieron hace años las empresas y operadores del turismo estudiantil, ese segmento logró consolidar un aceitado cronograma que comienza a mediados de junio, se extiende sin pausas hasta la primavera y luego de un paréntesis en noviembre se apresta ahora a tomar impulso final con las fiestas de fin de año.

Aun sin el atractivo de la nieve, a partir de mañana Bariloche volverá a estar lleno de egresados. Los arribos en realidad ya comenzaron días atrás con varios grupos procedentes de Chile. La oleada de estudiantes argentinos que contrataron diciembre empezará el próximo fin de semana y tendrá epicentro el 31 de diciembre. Muchos grupos, especialmente de Córdoba y Santa Fe, no se dejan seducir por la nieve, el esquí y el Bariloche invernal. Prefieren recibir el año nuevo en Bariloche.

La propuesta para ellos tiene sus particularidades. Tanto en Nochebuena como el 31, cuando reciben el nuevo año, los chicos entran a las discotecas más temprano (alrededor de las 22), a la medianoche tienen un brindis especial y festejan con música y cotillón alusivo.

El empresario Roberto Bruzzone, presidente de la Asociación de Turismo Estudiantil de Bariloche, explicó que para los cordobeses “es una larga tradición” viajar a Bariloche en diciembre, cuando las clases ya terminaron. También prefieren este mes también los egresados del norte de Santa Fe y de algunas localidades del interior de la provincia de Buenos Aires.

Para los chicos el atractivo y la novedad está en pasar las fiestas por primera vez lejos de su casa.

Los últimos días de noviembre y los primeros de diciembre son de los grupos procedentes de Chile. Todo está armado para que no se mezclen con egresados argentinos. Algunos son de edades menores a 17, traen sus propios animadores y pasan menos tiempo en la ciudad: en promedio unas 3 noches.

Igual ese esquema ya empezó a cambiar. Néstor Denoya, presidente de la Cámara de Turismo de Río Negro, dijo que “antes los chicos de Chile venían 4 noches a Puerto Varas y 2 a Bariloche, pero muchos ahora contratan al revés”.

Un mercado difícil

El titular del grupo Alliance, propietario de las principales discotecas de la ciudad, Ricardo Rimoldi, recordó que “el turismo estudiantil se prevende con dos años de anticipación y por eso es el último sector en entrar a una crisis y también el último en salir”. En consecuencia, dijo que los efectos de la recesión actual y la caída del ingreso promedio de las familias “se va a sentir hasta 2021”.

Valoró sin embargo que diciembre sea un mes en el que Bariloche también luce lleno de estudiantes. “Es bueno para la ciudad que se mueva así la baja temporada –afirmó Rimoldi–. Destacó la constante “histórica” de los cordobeses que viajan para fin de año y también la importante instalación conseguida en el público de Chile.

“El sector hace un esfuerzo muy grande para que los jóvenes tomen a Bariloche como su destino y que esa fidelidad se mantenga”.
Ricardo Rimoldi, del grupo Alliance, dueño de cuatro discotecas
Preocupan en el sector las ventas callejeras de alcohol

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.