Jones Huala: “No somos terroristas”

El líder mapuche dijo que estuvo involucrado en algunas situaciones de sabotaje y que fue “combatiente en algún momento” de la RAM.

01 mar 2018 - 08:07
“No tengo nada que ver con lo de Pisu Pisué”, afirmó Facundo Jones Huala, que ejerció su derecho a declarar y reivindicó los actos de recuperación de territorio. Sostuvo en todo momento que es víctima de una persecución política. “Soy militante del Movimiento Mapuche Autónomo Puel Mapu”, afirmó.
He sido combatiente en algún momento de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) como también fue combatiente de la Coordinadora Arauco Malleco. Participé en actos de autodefensa y también estuve involucrado en algunas situaciones de sabotaje; no en la que se me adjudica en este caso específico”, aseguró ante el juez.
Criticó la investigación judicial de Chile y denunció que obtuvieron pruebas ilegales para imputarlo.
“¿Si no es un juicio político por qué tanta prensa?”, planteó.
No nos dejan ser mapuches. No podemos entrar a nuestros territorios sagrados. Ellos (por los latifundistas) sí pueden correr el alambre, matar”, denunció. “Vamos a defender nuestra tierra cueste lo que sea”, aseguró.
Pidió un diálogo político serio. “Es culpa de ambos gobiernos (de Chile y de Argentina) que no hay diálogo”, sostuvo.
Sabotajes
“Por eso es que he reivindicado los sabotajes porque no nos dejan otra alternativa”, puntualizó. “No se atreve a bajar a hablar con nosotros ni (Patricia) Bullrich, ni Macri, ni Bachelet, ni Piñera. Y tampoco Cristina”, lamentó. Cargó varias veces contra Bullrich.
“Nosotros hemos construido todo esto (por Bariloche) y no se nos reconoce nada”, sostuvo en referencia a los mapuches que son albañiles.
“No somos terroristas. ¿Dónde están los explosivos?, ¿dónde están los muertos? Los muertos somos nosotros”, señaló. “Aquí no hay terroristas hay un pueblo harto que se defiende con lo que hay”, alegó.
Yo no maté a nadie. No tengo ningún hecho de sangre. El hecho que se me imputa creo que llega a daño”, afirmó. Por eso, insistió que se trata de un juicio político y señaló el desmesurado operativo de seguridad que montó el gobierno nacional.
¿Por qué no se mide con la misma vara? Aquí hay asesinatos y no hay ningún prefecto ni un gendarme detenido”, advirtió. “Quiero que me presenten a quién maté. Tal vez algún piche, alguna bandurria. Porque por el momento no recuerdo haber matado a nadie”, sostuvo.
Y agradeció el traslado cómodo y rápido desde Esquel. “Nunca hubiese viajado en helicóptero por nuestra condición humilde. Muchas gracias”, ironizó. Hubo risas que rompieron el protoloco impuesto por el Poder Judicial federal.
“No me importa morir por mi pueblo o ser encarcelado por mi gente”, aseguró. “En esta tierra va a seguir naciendo sangre mapuche y nos vamos a seguir organizando de ambos lados de la Cordillera”, anunció.
Jones Huala: “No somos terroristas”
En el exterior del juicio, banderas con los rostros de Maldonado y Rafael Nahuel.

Santiago y Rafa

Recordó a Santiago Maldonado y sostuvo que se trata de un crimen de Estado. Se emocionó al recordar a Rafael Nahuel, que fue asesinado de un tiro en la espalda. Y también dijo que es un crimen de Estado. “Sepanlo bien. Los que están afuera van a seguir combatiendo”, enfatizó.

La resistencia mapuche ha renacido y no importa si nos matan o no, la resistencia mapuche continuará hasta recuperar nuestras tierras”, indicó. Y citó a Fidel Castro y a Ghandi. “Como dijo Fidel la historia me absolverá”, sostuvo.

“Esto va a trascender y va a seguir trascendiendo y está en sus manos (mirando al juez Villanueva) la oportunidad histórica de empezar un proceso de reparación con tantos vejámenes, reprimendas con nosotros que estamos dispuestos a una mesa de diálogo seria. No mentiras. Necesitamos la tierra, nos estamos muriendo como pueblo”, denunció.

A mi gente, no se amedrenten, no se detengan, no se dejen vencer hasta el último día de nuestras vidas. Tenemos que morir con la dignidad que nos parieron nuestras madres, somos la Nación mapuche que pude convivir con otros estados que si esos estados no son capaces de conversar, el conflicto va a seguir, porque son los estados con sus malas políticas los que generan la violencia”, afirmó Facundo Jones Huala.

Jones Huala: “No somos terroristas”
El fiscal camina frente al estrado del juez Villanueva.

Los delitos de uno y otro lado de la Cordillera

El fiscal federal Jorge Bagur Creta explicó que el Código Penal de Chile impone como mínimo 10 años de prisión por el delito de incendio en lugar habitado y entre 3 y 10 años de cárcel por la tenencia de arma de fabricación casera (tumbera).

Indicó que el Código Penal argentino reprime el delito de incendio con una pena desde los 3 hasta los 10 años de prisión. Mientras que la tenencia de arma de fabricación casera, que se considera de guerra en Argentina, la escala va desde los 2 hasta los 6 años de prisión.

Por eso, el fiscal desestimó la prescripción de la acción penal de los delitos tanto si se toma en cuenta la legislación de Chile como la de Argentina.

Bagur Creta desestimó extraditar a Jones Huala por los delitos de posible tenencia de cartuchos de escopeta calibre 12 y por haber entrado a Chile de manera clandestina infringiendo la ley de extranjería del vecino país, porque no son conductas delictivas en Argentina.

Recordó que el incendio a una vivienda del campo Pisu Pisué ocurrió la noche del 9 de enero de 2013, en Río Bueno, provincia de Los Ríos, Chile.

Mientras que el allanamiento donde secuestraron las armas de fabricación casera y las municiones sucedió el 30 de enero de 2013.

DeBariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.