Opinión: Deportivo Viedma rompió la «maldición» de las semis y va por el ascenso

Por primera vez en su historia, el equipo de la capital rionegrina está en la definición de su Conferencia. Viene de ganarle 3-1 la serie a Estudiantes en Olavarría y espera rival entre Zárate y Racing de Chivilcoy.

Tanto dentro como fuera de la cancha, Deportivo Viedma se transformó en una marca registrada desde su llegada al Torneo Nacional de Ascenso en 2011. Primero con la denominación Ceferino Alianza Viedma y desde 2015 con la actual.

Los dirigentes fueron armando año tras año planteles competitivos, generando recursos para poder formarlos y, al mismo tiempo, sentido de pertenencia con la gente.

El básquet se vive de una forma particular en Valle Inferior, donde hay mucha historia en la disciplina y en la última década se ha escrito bastante en ese mismo sentido. Decenas de jugadores de primer nivel para la categoría y cuerpos técnicos muy capaces fueron protagonistas de grandes campañas de Viedma que no lograron el máximo objetivo.

Por una u otra razón, el ascenso siempre se vio trunco y hasta el último lunes había una especie de “maldición” deportiva que le ponía un freno en semifinales de Conferencia.

Lo logrado por Guillermo Bogliacino, uno de los entrenadores símbolo que ha tenido el club durante estos años, toma una trascendencia importantísima, ya que el Deportivo superó esta instancia tras ganarle la serie a Estudiantes de Olavarría por 3 a 1.

Así lo reflejó el exjugador y capitán Pedro Franco, quien sigue formando parte de la institución, pero ahora desde afuera. Quien fuera base del equipo por muchos años valoró la clasificación del Depo.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Y no fue con una victoria más, de esas ordinarias que escapan a la memoria. El conjunto rionegrino se impuso al Bataraz 82 a 80 con un doble sobre la chicharra de Matías Eidintas. Uno de los máximos goleadores del torneo apareció en un momento clave para sellar el pase a la final.

El conjunto visitante fue superior en el cuarto y último punto de la semi. De hecho estuvo al frente en todo el último cuarto y Estudiantes lo igualó con los libres de Martín Cabrera. Con cuatro segundos en el reloj, el balón llegó a manos de Eidintas, quien tomó el medio de la cancha rápidamente y desde la punta de la llave anotó con tablero el doble del triunfo.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Además, Matías fue el máximo anotador del Depo con 25 puntos. Lo siguieron Raúl Pelorosso (16), Lorenzo Capponi (14) y Maximiliano Tabieres (11 y también 11 rebotes).

Su rival en la final se definirá el jueves, con el quinto juego entre Racing de Chivilcoy y Zárate Básquet. El vencedor de la llave decisiva irá por el ascenso a la Liga Nacional contra el que se imponga en la Conferencia Norte.

Por primera vez en su historia, Depo Viedma está entre los cuatro mejores de la competencia. Desde que dejó de tener el nombre de Ceferino Alianza Viedma (hace siete años) el conjunto capitalino llevaba cinco semifinales perdidas en forma consecutiva.

Lo habían dejado afuera Hispano de Río Gallegos (2016), Atenas de Patagones (2017), Platense (2018 y 2019) y Quilmes de Mar del Plata (2021).

El certamen (exTNA) otorga un sólo ascenso a la Liga Nacional, por lo cual queda mucho trecho todavía para lograr el sueño de toda una ciudad, pero cada vez está más cerca y Viedma sabe que la constancia tiene premio.

El conjunto de la capital rionegrina quiere seguir haciendo historia y espera rival en la final. Foto: Pablo Leguizamón.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios