Bélgica mantiene alerta máxima por una semana

Encontraron a un sospechoso del ataque a París.



#

AP(Foto: La capital belga continúa sin poder retomar su ritmo normal debido a que aún hay peligro de un nuevo ataque de Estado Islámico. )

BRUSELAS (AFP).- Bélgica decidió ayer mantener en su nivel máximo la alerta por amenazas de atentado e inculpó a un nuevo sospechoso de “participación” en los atentados de París cuando la coalición internacional contra el Estado Islámico se organiza impulsada por Francia que lanzó nuevos ataques en Irak. Al mismo tiempo, en Montrouge, un suburbio cercano de París, la policía francesa halló un “cinturón que podría parecerse a un cinturón de explosivos”, 10 días después de los atentados en la capital francesa que dejaron 130 muertos. En Bruselas, las escuelas y el metro permanecerán cerrados nuevamente hoy, anunció el primer ministro belga, Charles Michel. Recién abrirán sus puertas “gradualmente” mañana. “La amenaza sigue siendo seria e inminente”, dijo el primer ministro Charles Michel en una conferencia de prensa en la que anunció que mantenían el nivel de alerta máximo para la capital belga, sede de las instituciones europeas y de la OTAN. La decisión será por una semana, aunque podrá reevaluarse antes del próximo lunes. “Los objetivos potenciales siguen siendo los mismos”, dijo Michel citando las zonas comerciales y los lugares con importante afluencia de personas. Sin transporte público, la capital belga, de 1,2 millones de habitantes y a la que cada día acuden a trabajar unas 320.000 personas del resto del país, intentó este lunes organizarse. En las estaciones de tren capitalinas, que funcionaban con normalidad, la afluencia de pasajeros era menor que un día laborable normal. El nivel de alerta seguirá en su máximo “el tiempo que sea necesario”, indicó el ministro de Interior, Jan Jambon, que reconoció que esta medida tenía costos. La fiscalía belga inculpó a un nuevo sospechoso de “participación” en los atentados de París. Su identidad no fue revelada, pero es el cuarto inculpado en Bélgica por los atentados de París. La persona fue detenida en uno de los allanamientos realizado el domingo por la policía belga. Los otros tres inculpados habrían ayudado a un sospechoso clave de los atentados, Salah Abdeslam. Abdeslam, un francés de 26 años residente en el barrio de Molenbeek en Bruselas, sigue prófugo 10 días después de la masacre. Las autoridades creen que logró salir de la capital francesa gracias a la ayuda de dos cómplices que vinieron a buscarlo desde Bruselas, dos de los inculpados por la fiscalía belga. Salah Abdeslam, cuyo hermano Brahim se hizo estallar en el bulevar Voltaire el 13 de noviembre, fue localizado, gracias a su celular, cerca de Montrouge la noche de los ataques, indicaron fuentes de la investigación en París. En esta localidad del sur de París la policía francesa halló este lunes lo que parece ser un cinturón de explosivos. Salah Abdeslam es intensamente buscado por la policía belga. “Creo que debe tener mucho apoyo en nuestro territorio. Es por ello que todos los allanamientos realizados actualmente son importantes”, dijo Jan Jambon ayer por la mañana. En paralelo, Francia volvió a atacar a la organización Estado Islámico, esta vez en Irak. Cazabombarderos Rafale despegaron este lunes del portaaviones francés “Charles de Gaulle” para operaciones de bombardeo contra posiciones del grupo Estado Islámico en Irak, anunció el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas francesas, Pierre de Villiers.


Comentarios


Bélgica mantiene alerta máxima por una semana