Bergés volvió a la cárcel



El detenido médico policial Jorge Antonio Bergés, condenado por la sustracción de una hija de desaparecidos, aseguró hoy ante el juez federal Canicoba Corral que "no tengo nada que ver" con los crímenes cometidos en los centros de detención clandestina que, en la dictadura, dependieron del Primer Cuerpo de Ejército.

Tras la audiencia con el juez, Bergés quedó preso en el penal porteño de Villa Devoto, del cual había egresado el 5 de agosto pasado, cuando fue excarcelado por el tribunal oral de La Plata que en marzo lo condenó por la apropiación de Carmen Sanz, nacida en 1977 en el centro clandestino de detención conocido como "Pozo de Banfield". "No tengo nada que ver con los hechos que se me imputan", enunció Bergés frente al juez Canicoba Corral y los fiscales Eduardo Freiler y Federico Delgado, que investigan los crímenes de lesa humanidad perpetrados en los 19 centros de detención que funcionaron bajo el comando del Primer Cuerpo de Ejército, con jurisdicción en esta capital y las provincias de Buenos Aires y La Pampa. Seguidamente el obstetra de la policía bonaerense se amparó en su derecho de negarse a declarar. (DyN)


Comentarios


Bergés volvió a la cárcel