Busamia negó que los juzgados de Familia estén "incendiados"

Expuso ante los diputados la necesidad de crear tres cargos de juez de Familia. Adelantó que planifican una Oficina Judicial y un Colegio de Jueces para ese fuero. No tomarán más empleados, afirmó.



Estadísticas a la vista. El presidente del TSJ expuso ante los diputados de Asuntos Constitucionales. (Foto Mauro Pérez)

Estadísticas a la vista. El presidente del TSJ expuso ante los diputados de Asuntos Constitucionales. (Foto Mauro Pérez)

El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Roberto Germán Busamia, negó que los juzgados de Familia estén “incendiados”, pero ratificó que por el incesante crecimiento de las causas, en especial de violencia contra las mujeres, necesitan dos jueces o juezas más en Neuquén capital y uno en Chos Malal.

En una exposición ante los diputados de la comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia y apoyado por gráficos y estadísticas, se preocupó por aclarar que no estaba pidiendo “la creación de una estructura de 16 o 18 personas” sino “tres cargos de juez y tres de secretario. Incluso pueden ser dos de secretario, y el tercero una reasignación”, regateó.

Adelantó que está previsto crear una Oficina Judicial y un Colegio de Jueces, al mismo estilo que en otros fueros, aunque reconoció que en Familia “es difícil planificar un día común. Las juezas -en la actualidad hay tres, una con dos tribunales a cargo- siempre tienen urgencias con causas que requieren atención personalizada”.

Busamia habló de los juzgados esenciales que necesita el Poder Judicial para llevar alivio al fuero de Familia. La creación depende de una ley de la Legislatura y afecta fondos públicos, por eso después de ser analizado por la comisión A que preside Mario Pilatti el tema pasará a la comisión B, de Presupuesto, antes de su segura llegada al recinto.

El pedido del Poder Judicial cumplió casi dos años sin tratamiento legislativo. La discusión se da ahora, justo cuando se está concursando la vacante del juzgado de Familia 1. En ese marco, una de las integrantes del Consejo de la Magistratura dijo que la jueza titular del 2 (y subrogante del 1) está “incendiada” por la carga de trabajo.

En una exposición concreta y didáctica de 75 minutos, Busamia aclaró que “hablamos con la consejera y le explicamos que el fuero no registra ningún desborde, está al día sin atraso, las juezas hacen un trabajo muy importante”.

Los números

Acompañado por el director de Gestión Humana, Ramiro Flores; la subsecretaria de Planificación, Celeste Bolan Reina; y Carolina Montagna Delvo, de Comunicación Institucional, el presidente del TSJ mencionó tres razones por las cuales pedían los nuevos cargos: el aumento en el volumen de causas; la mayor apertura de expedientes desde la creación de la Oficina de Violencia; y la incidencia del mayor trabajo del Registro Único de Adoptantes (RUA).

Puesto en números: en la Primera Circunscripción (Neuquén y ciudades cercanas) las causas del fuero de Familia tienen una variación promedio interanual positiva del 4,4%; las del fuero civil, comercial y de minería un decrecimiento del 4% y el laboral un crecimiento de sólo 2,2%.

Por tipo de causa, el 33% ingresan por la ley 2785 (de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia familiar), el 16% de alimentos y el 14% de divorcio.

Las causas en trámite (ingresadas más activas) a marzo de este año son 13.499.

Las sentencias también se incrementaron: entre 2014 y 2018 fueron 1.735, 1.778, 1.940, 2.231 y 2.404 respectivamente, entre definitivas y homologatorias.

Respecto de las audiencias anuales: en 2017, cuando se presentó el proyecto pidiendo los nuevos cargos, eran 7.800, hoy son 8.700.  El 62% son por violencia, y de ese universo el 58% las realiza la oficina de violencia y el 48% los jueces.

Busamia explicó que por la materia que se trata, “es imposible prever la duración de las audiencias, que a veces incluyen consultas al equipo interdisciplinario”.

Añadió que las causas de violencia ingresan por la Oficina de Violencia, “que es común a todos los juzgados, como si fuera un despacho especializado”. Más del 93% de los casos son con mujeres denunciantes, reveló.

Por otra parte, menos del 5% de las causas van al servicio de mediación familiar.

Oficina y Colegio Judicial

En ese contexto adelantó que “se está pensando en crear una Oficina Judicial en el fuero de Familia, y un Colegio de Jueces. Por eso sólo se pide un cargo de juez y secretario, y no una estructura de juzgado”

Busamia dijo que “es una temática imposible de planificación fina. Los jueces no pueden planificar audiencias con una o dos semanas de antelación, siempre les aparecen audiencias urgentes, causas que requieren atención personalizada y se altera la planificación”.

Sobre el Registro Único de Adoptantes, señaló que “incrementó su trabajo y eso provocó más intervenciones de los jueces de familia. En los 10 años anteriores a 2015 hubo 100 vinculaciones, en los últimos tres años se concretaron 80. Se entrevistan 200 parejas por año, las inscripciones y los cursos son virtuales, todo eso agiliza el sistema”.

Busamia remarcó el concepto que “las estadísticas funcionan en materias estandarizadas. La complejidad exige especialización”.

En el caso de Chos Malal, donde hay un juzgado Multifueros (Civil, Comercial, Minería, Laboral, Ejecutivo y Familia), dijo que “es cierto que si se crea un juzgado de Familia, al residual le va a quedar poco trabajo, pero esa es la realidad de la Quinta Circunscripción. No es un argumento para no atender la especialidad”.

Cuestión de plata

El diputado Mariano Mansilla (Frente y la Participación-UNE) le preguntó cuánto costaría lo que les estaba pidiendo. Busamia no habló de sueldos de los magistrados, reiteró que sólo pide la creación de cargos y afirmó que “no contemplamos tomar más empleados”.

Respecto de la estructura, dijo que “el fuero funciona en un edificio de la calle Leloir (enfrente de la Legislatura y de la Ciudad Judicial), el espacio ahora no está pero podemos mudar algunos organismos, no nos parece conflictivo”.

Agregó que el Poder Judicial está en un plan de “desalquilar y agrupar alquileres” para reducir gastos.

El presupuesto es de 5.225 millones de pesos, “el 90% se va en sueldos”, y la ley de autarquía cubre poco más del 70%. El resto se cubre con transferencias del Ejecutivo.

Carolina Rambeaud (Pro) le preguntó si hacía falta reforzar el equipo interdisciplinario, pero Busamia dijo que no. “Tiene un número muy importante de psicólogos y asistentes sociales, y procesa todo lo que le requieren”.


Comentarios


Busamia negó que los juzgados de Familia estén "incendiados"