Capital Federal aislada y el gobierno denuncia

El humo generó más problemas en la Capital. Las rutas estuvieron muy complicadas y hubo problemas en aeroparque y con colectivos y subtes. Denunciaron a 60 dueños de campos.

#

Buenos Aires en tinieblas. Ayer fue la jornada en la que más se sintió el humo. Las condiciones seguirían hasta el martes.

Llegar a Capital Federal fue una odisea peligrosa. El humo por la quema de pastizales en la zona del delta se hizo sentir ayer mucho más que en días anteriores, y esto se vio reflejado en los medios de transportes, además de aquellos que debieron salir a la calle como todos los días: los colectivos que debían viajar desde La Plata a Capital no salieron, el aeroparque Jorge Newbery fue cerrado, los subtes sufrieron importantes demoras, y las rutas estuvieron abiertas pero después de tanta tragedia, la circulación fue lenta.

Mientras, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, presentaron ayer en la Unidad Fiscal de Investigaciones del Medio Ambiente (UFIMA) una denuncia penal contra los propietarios de unos 60 campos donde se evidenció la quema de pastizales.

En conferencia de prensa, el ministro del Interior dijo que la presentación "es una ampliación de la denuncia penal que hemos radicado en el Juzgado de Primera Instancia de Campana", y explicó que entregaron a la Fiscalía "la nómina de los titulares de los dominios de los campos afectados, como así también de los arrendatarios, que son cerca de 200".

Según Randazzo, el objetivo "es que finalmente haya culpables", y deslindó toda responsabilidad del Gobierno en los incendios.

"Son los productores agropecuarios que en forma irracional utilizaron la quema de los pastizales para tener menor costo y mejorar su rentabilidad", denunció.

Por su parte, el titular del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Carlos Cheppi, se pronunció en la misma dirección al revelar que habían contabilizado 570 focos de incendio, que atribuyen a los "productores nuevos".

En declaraciones a Radio 10, el funcionario dijo que desde el organismo tratan de "erradicar la quema de pastizales", pero apuntó contra los "productores nuevos" de hacienda que se asentaron en la zona del fuego.

De todos modos, Randazzo dejó en claro que "de ninguna manera" se trataba de una "chicana política" contra el sector agropecuario, que se encuentra "en un momento muy particular, ya que está en diálogo con el gobierno".

También ayer el ministro de Seguridad y Justicia, Aníbal Fernández, aseguró que el gobierno no está acusando a la dirigencia del sector agropecuario sino a "productores irresponsables".

En tanto, el gobierno porteño aseguró ayer que los niveles de monóxido de carbono en la ciudad superaron durante la mañana de ayer casi la mitad de los valores máximos permitidos y si bien dijo que el humo no fue tóxico hasta ayer, admitió que la situación pueda empeorar.

Cerca de las 11.30 el recorrido de la Línea C de subte fue suspendido, mientras los ramales A, B y D circularon con demoras por la cantidad de humo que había ingresado, y los hospitales recibieron un 15 por ciento más de consultas.

El Ejecutivo porteño recomendó no excederse en actividades físicas, suspender este tipo de clases en los colegios, hacer consultas en caso de tener mayores molestias en los ojos y prestar especial atención a las personas que sufren asma.

La vicejefa de gobierno, Gabriela Michetti dijo que se reforzaron las guardias de los hospitales para atender a los afectados por el humo, como así también los controles de tránsito para evitar accidentes y controles de aire para verificar niveles de monóxido de carbono.

Si bien hasta ayer el nivel de monóxido rondó 10 partes por millón, esta mañana alcanzó a 17 y llegó así a casi la mitad de lo permitido, que es 35. (DyN, Télam y Redacción Central).


Comentarios


Capital Federal aislada y el gobierno denuncia