Casi seis veces más que el costo original



Los desembolsos en Salto Andersen actualmente “estarán en 80 millones” y la inversión total “llegará a 125 o 130 millones”, estimó el presidente del DPA, Horacio Collado. En el 2006, la cotización oficial del proyecto de la central no llegaba a los 22 millones, derivando en un fuerte cuestionamiento porque la adjudicación se otorgó a la empresa española Isolux Corsán en 50,8 millones (unos 42 millones de la oferta más el IVA). Ese proceso fue discutido, con denuncias incluidas. Las críticas se concentraron en que el monto original era de 21.859.000 pesos y, finalmente, fue adjudicado por más del doble. Esa cotización gubernamental determinó la deserción de dos empresas, Impsa y Cartellones SA, dejando solamente la participación de Isolux Corsán. Ayer Collado manifestó que las distintas actualizaciones determinaron un costo de unos 80 millones y entendió que el valor definitivo estará ubicado entre los 125 y los 130 millones. El proyecto fue financiado originalmente con recursos del Fondo Fiduciario y, luego, se sumaron los ingresos que recibe el DPA por el Fondo Hídrico y, también, otras transferencias del Estado nacional. Entre los aportes, en el 2008, la Nación asignó un préstamo del Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional. El acuerdo estableció una asignación de 40.646.009 millones, discriminado en 40 millones para “la construcción de la obra” y el monto restante para el “pago de auditoría y administración de instrumentos financieros”. El plazo de financiamiento fue de 10 años desde el primer desembolso, con un año de gracia para la amortización de capital. (AV)


Comentarios


Casi seis veces más que el costo original